Brasilia, 26 ago (Prensa Latina) El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil autorizó a la defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva a acceder a todos los extractos de la delación del exministro Antonio Palocci en el que aparezca su nombre.

Por votación de tres a uno, la segunda sala de la corte superior determinó que los abogados de Lula tendrán derecho no solo a documentos que lo mencionen, sino también a expresiones como ‘el Gobierno de Lula’ o ‘fue Lula’.

Los jueces entendieron que permitir al exdirigente obrero el acceso a las declaraciones de quienes lo incriminan o citan es vital para que pueda organizar su línea de defensa.

Según el magistrado Gilmar Mendes, del STF, la determinación de un secreto total e insuperable es imposible como en el caso analizado.

‘Aunque el acuerdo se caracteriza por ser un medio de obtención de pruebas, hay, en conjunto, pruebas relevantes para el ejercicio del derecho de defensa y contradictorias’, argumentó.

En un comunicado, la defensa de Lula indicó que la segunda sala del Supremo ‘descartó otra grave violación del debido proceso que (la operación) Lava Jato había estado imponiendo al expresidente’.

Recientemente, el delegado de la Policía Federal (PF), Marcelo Feres Daher, reveló que no existen pruebas en las acusaciones de Palocci sobre el supuesto ocultamiento de cantidades de dinero atribuidas a Lula en cuentas del Banco BTG Pactual.

En el documento enviado al Ministerio Público Federal, Daher señaló que las confesiones del denunciante ‘fueron desmentidas por todos los testigos, declarantes y otros colaboradores de la justicia’.

Todas, recalcó, ‘parecen haber sido encontradas en búsquedas en Internet, pues se basan en datos públicos, sin adición de elementos corroborantes, salvo las noticias de los periódicos’.

De forma cínica, Palocci dijo que había un fondo de matrícula millonario para el expresidente gestionado por el banquero de BTG André Esteves. Sin embargo, tales imputaciones fueron objetadas en la investigación.

El exministro de Hacienda durante el gobierno de Lula (2003-2011) y ministro de la Presidencia en la administración de Dilma Rousseff (2011-2016), fue condenado a 12 años de prisión en uno de los procesos relacionados con la operación anticorrupción Lava Jato.

Palocci cumple la condena en su casa tras comprometerse con la Fiscalía a delatar a sus cómplices en los presuntos actos de corrupción, entre los que citó especialmente al fundador del Partido de los Trabajadores.

asg/ocs/cvl