FotosPL: Antonio Rondón Moscú, 25 jun (Prensa Latina) El ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, calificó hoy de perverso los intentos de congresistas estadounidenses de proponer sanciones contra países que acepten la colaboración médica de Cuba.

Son millones de personas salvadas en casi 20 años de colaboración médica de Cuba, solo en el caso de Venezuela, aunque ello se extiende a decenas de naciones, declaró el canciller sudamericano al responder a una pregunta de Prensa Latina.

Resulta absurdo pensar que se pueda sancionar a un país por recibir médicos para salvar a su gente. ‘No solo sería un imperio (Estados Unidos), sino un imperio necrofílico, un imperio de la muerte’, acotó.

Quieren impedir eso, pero entonces cómo quedan los médicos cubanos que fueron a Lombardía, en Italia, los que han ido al Caribe en los brotes surgidos y otras situaciones en África, donde los médicos de la isla han estado, se preguntó el canciller venezolano.

Sería descabellado, perverso y criminal sancionar a una nación por intentar, con la ayuda de los médicos cubanos, atender a sus ciudadanos, subrayó Arreaza, quien se refirió en ese sentido a la labor de la isla en la cooperación médica en el orbe.

La sola propuesta de aplicar ese tipo de castigo ya sería algo perverso, criminal y descabellado, pero en caso de que aprobaran algo así, esos adjetivos le quedarían muy bien etiquetados a los gobiernos que aprueben semejante barbaridad, denunció el ministro sudamericano.

Respecto a la iniciativa de proponer el premio Nobel de la Paz para la brigada médica cubana Henry Reeves, el jefe de la diplomacia venezolana dijo sentirse orgulloso de que un premio como ese sea otorgado a los médicos, enfermeros y técnicos de salud que le han dado vida al mundo.

Espero que así sea y se pueda reconocer tan hermosa gestión, señaló el titular de Relaciones Exteriores, quien se reunió en esta jornada con el viceprimer ministro ruso Yuri Borisov.

Como mismo la Organización Mundial de la Salud hizo una gran labor de coordinación, pues el multilateralismo se activó en momentos difíciles, creemos que la brigada Henry Reeves y todas las brigadas y los procesos que Cuba aporta al orbe, incluso con vacunas, tienen que ser reconocidos por el mundo entero y también por el comité del Premio Nobel, enfatizó.

El jefe de la diplomacia venezolana encabeza una delegación de su país que asistió al desfile por el 75 aniversario de la Victoria sobre el fascismo alemán y se reunió ayer con su similar ruso, Serguei Lavrov, con quien abordó la cooperación bilateral en disímiles esferas.

npg/To