Washington, 22 jun (Prensa Latina) La Habitación donde ocurrió, libro del exasesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos John Bolton es hoy una bomba a punto de explotar luego de fracasar todos los intentos del presidente Donald Trump por parar su lanzamiento.

Con la negativa el sábado del juez Royce Lamberth de bloquear The Room Where it Happens, título en inglés del esperado libro, el gobierno de Trump perdió la última oportunidad para frenar la publicación, prevista para mañana.

Según una columna de opinión del diario The Hill, la decisión de permitir la presentación del libro se basó en motivos pragmáticos.

La corte razonó que como ya se distribuían 200 mil copias del texto en todo el mundo, una orden contraria sería inútil. Como dijo el juez Lamberth: ‘el caballo ya está fuera del establo’.

El volumen autobiográfico de 577 páginas llegará a las librerías este 23 de junio y contiene inquietantes revelaciones sobre dudosos

comportamientos de Trump, poniendo en aprietos al Presidente que busca la reelección.

La editorial Simon & Schuster confirmó la salida del libro que, aún antes de estar disponible, ya es un best seller gracias a las preventas, logrando colocarse en el puesto número uno en la lista de los más comercializados de Amazon.

De acuerdo con las copias que circulan desde la semana pasada, Bolton relata su estancia de 17 meses en la Casa Blanca (renunció en septiembre del pasado año), brindando una nada halagüeña imagen de un mandatario al que señala de estar obsesionado con la reelección, al que tilda de errático y asombrosamente desinformado.

Así que los trapos sucios que se ventilan del gobernante republicano ponen en duda su integridad como jefe de Estado y demeritan a la figura que ocupa el más importante cargo del país.

El controvertido exasesor cuenta que Trump opinó que invadir Venezuela sería genial, pidió a China ayudarlo a ganar su reelección este año e insistió en construir el muro en la frontera sur con claros objetivos electorales.

De hecho, sostiene Bolton al poner ejemplos de la inopia del presidente, que Trump no sabía que Reino Unido es una potencia nuclear, incluso una vez preguntó si Finlandia era parte de Rusia.

‘Su pensamiento era como un archipiélago de puntos? dejando el resto para que nosotros discerniéramos ?creáramos? la política’, escribió esta figura de larga data en los círculos conservadores que trabajó para los expresidentes republicanos Ronald Reagan, George H.W. Bush y George W. Bush.

The Hill comentó que la negativa del tribunal de bloquear el libro fue correcta, pero que es erróneo el argumento utilizado porque puede ser usado para silenciar a futuros denunciantes y envalentonar a los censores del gobierno.

Analistas opinan que fue interés de Trump que la publicación oficial del libro se retrasara hasta después de que los procedimientos de impugnación terminaran, y finalmente hasta que se celebraran las elecciones del 2020.

Si el libro de veras contenía información peligrosa que amenazaba la seguridad nacional, la administración debió hacer su labor de manera oportuna, a tono con los requisitos constitucionales, plantean los expertos.

Mientras defensores de la libertad de expresión ?en un país que se precia de practicarla- alegan que impedir la salida de La Habitación? iría en contra de ese derecho.

No puede haber ‘ninguna ley’ ‘que coarte la libertad de expresión o de prensa’ del pueblo estadounidense, insisten.

Y aunque el tribunal de distrito llegó a la decisión correcta al negarse a bloquear la publicación del libro, se equivocó al dar luz verde al gobierno para presentar cargos civiles o criminales contra Bolton.

mem/dfm