Caracas, 24 may (Prensa Latina) El buque petrolero iraní Fortune se dirige hoy a la refinería El Palito, en Puerto Cabello, estado de Carabobo, tras entrar sin contratiempos en las aguas jurisdiccionales de Venezuela, según reportes oficiales.

La nave cargada de gasolina arribó la noche del sábado a las costas venezolanas y es escoltada por embarcaciones, helicópteros y aviones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Esta embarcación es la primera de cinco naves que deben llegar paulatinamente a estas tierras en los próximos días, como parte de los convenios de cooperación energética firmados entre ambas naciones.

El 16 de mayo los buques cargueros, Fortune, Petunia, Forest, Faxon y Clavel, salieron desde Irán y cruzaron el estrecho de Gibraltar cargados de combustible y aditivos químicos para la producción de gasolina para la nación suramericana, la cual atraviesa un desabastecimiento de gasolina debido a las medidas coercitivas y unilaterales impuestas por Estados Unidos.

Tras conocerse la decisión de la nación persa de ayudar a Venezuela, el gobierno de Donald Trump, amenazó con atacar las embarcaciones y reforzó con destructores la flota del Comando Sur desplegadas en el mar Caribe.

Ante tales acciones Irán respondió categóricamente a las provocaciones de Washington y advirtió que de ser atacadas sus embarcaciones habría una respuesta contundente, por su parte, el Gobierno Bolivariano adoptó la medida de escoltar las naves iraníes con fragatas y aviones de las Armada y la Marina venezolanas.

Venezuela e Irán fortalecen sus relaciones diplomáticas y de cooperación, las cuales se consolidaron durante los mandatos del comandante Hugo Chávez (1999-2013) y de Mahmud Ahmadineyad (2005 a 2013).

A inicios de este mes el ministro de Turismo y Comercio Exterior del país suramericano, Félix Plasencia, y el embajador de Irán en Venezuela, Hojjatollah Soltani, firmaron convenios de conectividad comercial y de turismo.

tgj/ycv