Washington, 20 may (Prensa Latina) Con la decisión de Connecticut de permitir desde hoy el funcionamiento de algunos negocios, todos los estados norteamericanos estarán en alguna fase de reapertura en medio de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2.

El pasado 7 de abril, 42 de los 50 estados del país tenían en vigor órdenes de permanecer en casa, con el objetivo de contener la propagación del virus que ya dejó más de un millón 563 mil infectados en la nación norteña y llevó a más de 93 mil decesos.

Sin embargo, desde finales de ese mes, además de que el gobierno de Donald Trump dejó expirar las guías federales orientadas contra la pandemia, varios territorios comenzaron a levantar algunas de las restricciones puestas en vigor a nivel estatal.

Massachusetts, el otro lugar que no había relajado hasta el momento las medidas implementadas ante la crisis sanitaria, desde el lunes pasado permitió reabrir fábricas y sitios de construcción.

En tanto, en Connecticut es posible a partir de hoy la reanudación de actividades -con limitaciones- en oficinas, tiendas minoristas, centros comerciales, museos y zoológicos, además de comer al aire libre.

La cadena de televisión CNN reportó que algunas partes ahora recuerdan los tiempos previos a la pandemia, con estadounidenses que van a los parques, visitan playas y se reúnen en bares y restaurantes, a menudo sin usar máscaras faciales de protección.

Por su parte, el diario The New York Times describió así la nueva situación: más de la mitad de los estados comenzaron a reanudar sus economías de alguna manera significativa, en tanto otros están permitiendo que ciertos condados o regiones reabran mientras mantienen cerradas las áreas más afectadas por el virus.

Sin embargo, como señaló el periódico, el levantamiento de las restricciones ha representado esperanza en algunos lugares, pero ha profundizado el miedo en otros, cuando todavía se registran en algunas áreas incrementos en el número diario de nuevos casos y decesos.

Un análisis de CNN basado en datos de la Universidad Johns Hopkins arrojó que al menos 17 estados han mostrado una clara tendencia al alza de los nuevos casos diarios del coronavirus, con un aumento de al menos un 10 por ciento en los últimos siete días.

A su vez, la publicación The Hill apuntó que Texas, Carolina del Norte y Arizona se encuentran entre los estados que ven un número creciente de contagios, ‘lo que intensifica las preocupaciones a medida que buscan reabrir las economías cerradas’.

Si bien la subida en el número de casos confirmados puede estar vinculada a la realización de una mayor cantidad de pruebas de diagnóstico, también se advierte que tendría relación con el relajamiento de las restricciones.

Expertos citados por CNN dijeron que puede llevar semanas comenzar a ver los efectos de que más personas estén fuera de casa, pero funcionarios de salud pública alertaron que ese impacto podría traducirse en miles de muertes más en todo el país y un segundo repunte de casos.

jcm/mar/cvl