Por: Hernán Durango.Bogotá-

En la capital colombiana se conoció este miércoles 13 de mayo de 2020 la denuncia publicada ante la comunidad nacional e internacional por parte del dirigente político y social de Barrancabermeja, Santander, defensor de Derechos Humanos, David Ravelo Crespo, en la cual informó de los atropellos  contra su hijo David Ravelo Gutiérrez en la Cárcel Modelo de Bogotá en horas de la mañana.

Señala la denuncia:
“Compañeros y compañeras les informo que mí hijo David Ravelo Gutiérrez acaba de ser sacado del patio por la guardia y lo están golpeando, lo acusan de las denuncias que han salido por los medios de comunicación, en estos momentos la integridad de mí hijo David está en peligro y es responsabilidad del  director de la Cárcel Modelo de Bogotá y el director del INPEC”.

De manera inmediata se activaron las alarmas en el país y comenzaron las gestiones y  llamados de exigencias ante las autoridades colombianas por parte de organismos humanitarios y defensores de los Derechos Humanos, liderados por el Comité Permanente para la Defensa de los Derechos Humanos CPDH, organismo cuyos abogados están al frente de la defensa jurídica en este caso.

David Ravelo Gutiérrez en un joven dirigente social de la localidad Rafael Uribe Uribe, Distrito Capital,  fue detenido junto a otros 5 jóvenes del territorio el pasado 21 de noviembre de 2019 en el marco de la represión oficial contra las comunidades que ejercían el legitimo derecho a la protesta dentro de las movilizaciones del Paro Nacional desarrollado con amplias repercusiones en diferentes ciudades colombianas. Su residencia fue allanada, encontraron un celular, un computador portátil y una agenda personal. La policía Nacional  presenta como “pruebas” las interceptaciones de llamadas realizadas en las que Ravelo Gutierrez impulsa actividades de la campaña politico-electoral a la Junta Administradora Local JAL de una familiar suya aspirante en la lista de la coalición  Colombia Humana –

Union Patriotica UP y tambien relacionadas a proyectos ambientales y sociales  que adelantan para la siembra de arboles en algunos puntos de la localidad, a todo eso, la Policía y la Fiscalía dan una interpretación amañada y tergiversada para acusarle junto a los otros detenidos de concierto para delinquir, trafico de estupefacientes, terrorismo, porte de armas y homicidio. La juez del caso les aplica medida de aseguramiento y en la actualidad se encuentran recluidos en la Cárcel Modelo en espera de que sea aclarado finalmente todo el montaje. Ninguno de los detenidos aceptó los cargos. Es un nuevo caso de falso positivo judicial del que son victimas jóvenes que como millones de colombianos ejercen el derecho a la protesta social ante las políticas de hambre y miseria del Gobierno Nacional. 

La denuncia de la  situación de los atropellos contra Ravelo Gutierrez, la inmediata solidaridad y los requerimientos presentados  ante la dirección del penal permitieron que en horas de la tarde se le retornara a su patio y se le brindaran garantías y respeto a su integridad por parte de algunos funcionarios del INPEC.

Con relación a este caso,  la organización Alianza Global por la Justicia  (Siglas en Inglés AFGL), la cual es una coalición nacional de organizaciones de base de EE. UU.  publicó  una comunicación abierta en la cual exige  a las autoridades colombianas  la libertad inmediata y sin condiciones de David Ravelo Gutiérrez y que el gobierno de Colombia respete su integridad personal, su derecho a la vida y derechos humanos. 

El organismo internacional advierte que en la mañana del 13 mayo de 2020, Ravelo Gutierrez fue  golpeado brutalmente por agentes del Estado. Actualmente, él está encarcelado sin cargos en el centro penitenciario La Modelo, Bogotá, Colombia. 

“David Ravelo Gutiérrez es un defensor de los derechos humanos del pueblo colombiano, y un líder social que siempre ha demostrado su compromiso para la construcción de la paz con justicia. Él es el hijo de David Ravelo Crespo, exprisionero político y conocido defensor de derechos humanos. La detención y abuso padecido por Ravelo Gutiérrez es un ultraje a su familia, los movimientos populares de Colombia, y para todas las personas que en el mundo defienden la paz y la humanidad. ¡Libertad a David Ravelo Gutiérrez!”, señala el documento de la AFGL.