El Departamento de Estado de E.E.U.U actuando como supuesto “faro moral del mundo”, ha vinculado a Cuba y Venezuela a la lista de países que no coloboran en la lucha contra el terrorismo.

Lamentablemente el señor Miguel Ceballos, actuando en su calidad de Comisionado de Paz, se ufana de su subordinación a la diplomacia yanki, argumentando que este también es un logro del gobierno de Colombia.

A Cuba y Venezuela, el imperialismo y la ultraderecha colombiana no les perdonan su apoyo a la búsqueda de caminos de reconciliación y paz para nuestra nación. Cuba no entrega al gobierno colombiano a los comandantes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), porque están legalmente protegidos por el Derecho Internacional, desde que iniciaron los diálogos exploratorios de Paz en Ecuador; A Venezuela se le acusa sin pruebas de proteger en su territorio al ELN y las disidencias de las FARC.

Los E.E.U.U están moralmente impedidos para calificar a otros en materias de terrorismo, ya que promocionan el mercenarismo y la desestabilización de gobiernos populares legítimos, acude a los bloqueos económicos de manera miserable para evitar el desarrollo soberano de los pueblos. El gobierno de Colombia ha guardado silencio frente al involucramiento de su territorio en ejercicios con el Comando Sur, el entrenamiento, tráfico de armas e intento de invasión mercenaria a Venezuela con conocimiento de las autoridades. Nuestro país tiene el mayor número de desplazados del mundo, de asesinatos de líderes sociales, sindicales, defensores de DDHH y firmantes de los diferentes Acuerdos de Paz. En la Asamblea general de la ONU, en septiembre de 2019, Colombia se abstuvo de votar en rechazo al criminal bloqueo de EEUU a Cuba.

La paz de Colombia exige el respeto a los principios de autodeterminación, no intervención, soluciones pacíficas y hermandad latinoamericana. Llamamos a redoblar la solidaridad internacionalista con los pueblos y gobiernos de Cuba y Venezuela ante esta nueva e inmoral agresión del imperialismo y el gobierno de Iván Duque.

Partido Comunista Colombiano
Unión Patriótica

Bogotá D.C, 15 de mayo de 2020