V PLENO AMPLIADO PCC |PACOCOL.ORG| 28 ABRIL 2020 

El Pleno de la Dirección Regional se reúne en el contexto de la cuarentena para analizar la situación y la coyuntura, valorando propuestas e iniciativas para proponer a la Ciudad.

Manifiesta:

1. Que asistimos a una crisis sistémica del capitalismo y su modelo neoliberal depredador que privatiza y mercantiliza derechos básicos como la salud y la educación, reduciendo a la vez, las posibilidades de acceso al empleo, la vivienda y la recreación, provocando incremento de los índices de marginalidad, exclusión y pobreza e imponiendo políticas guerreristas, como ahora promueve una agresión directa con la operación transnacional Orión 5 bajo la imposición de Estados Unidos contra Venezuela y la agudización del bloqueo económico a Cuba.

2. Las medidas adoptadas por el Gobierno de Iván Duque, con la expedición de más de 70 Decretos amparados en la emergencia social y económica, solo favorece los intereses de los empresarios y el capital financiero en detrimento de los derechos de los trabajadores con los despidos, vacaciones obligatorias, disminución del salario y el recorte de beneficios convencionales, como manifestación directa de la precarización del trabajo y el salario de los colombianos.

3. Rechazamos el levantamiento gradual de la cuarentena para “impulsar la vida productiva” como imposición de los empresarios a partir del 27 de abril, para los sectores de la construcción y la manufactura, sin las garantías mínimas de bioseguridad, incrementando de esta manera los índices de contagio y contrariando las recomendaciones de la comunidad científica de continuar con el aislamiento obligatorio hasta finales de mayo; en ese orden de ideas llamamos a los trabajadores y trabajadoras a no acoger dicho llamado y a mantener el aislamiento en sus casas. Este levantamiento solo expone a los trabajadores al contagio mientras los patronos siguen en confinamiento.

4. El aumento de los índices de contagio del Covid 19, deja al desnudo el fracaso del actual sistema de seguridad social a partir de la imposición de la Ley 100 de 1993, que condena la salud, se convierte en un negocio lucrativo para el sector privado; colocando en riesgo la vida de la población por la falta de atención oportuna y desconoce derechos laborales por la ausencia de medidas de bioseguridad para los trabajadores de la salud; frente a lo cual levantamos la bandera del gran pacto nacional por la dignidad y la salud.

5. Rechazamos la falta de celeridad en la entrega de ayudas económicas y el suministro de alimentos a la población vulnerable y desempleados por parte de la Administración Distrital, a un mes de cumplirse la medida de aislamiento preventivo obligatorio, teniendo como complemento el alza exagerada en las tarifas de los servicios públicos; lo cual ha generado la indignación de comunidades con acciones de protesta como plantones y bloqueos, encontrando en varias oportunidades la respuesta represiva de la fuerza pública; al igual que el señalamiento y estigmatización de funcionarios públicos a la Concejala y Ediles de la Unión Patriótica (Colombia Humana), acusándoles de ser los “instigadores de los desórdenes” agrediendo de esta manera el legítimo derecho a la protesta social; proponemos asignar por parte del Estado una renta básica mensual no inferior a un salario mínimo, para sectores vulnerables y adultos mayores con el fin de contrarrestar la pérdida de los ingresos de las familias.

6. Respaldamos las denuncias y nos solidarizamos con las exigencias de la población carcelaria en relación con la adopción de medidas de contención frente al hacinamiento y riesgo de contagio; rechazando a la vez, el aumento de los índices de violencia de género e intrafamiliar producto del desespero de la gente frente a la desidia institucional.

7. Continuamos en la construcción de la unidad del conjunto de expresiones del movimiento sindical, social, popular y fuerzas políticas alternativas a través de la gran convergencia social y política que tenga como ejes centrales la defensa de los derechos económicos, sociales y culturales, la reivindicación del Derecho a la Vida como bien supremo denunciando el asesinato de líderes sociales, la construcción de la paz con justicia social y el respeto a las garantías ciudadanas y libertades democráticas.

8. Llamamos a la sociedad en general a sumarse a las actividades programadas de manera virtual, con ocasión de la conmemoración del Primero de Mayo, “Día Internacional de la Clase Obrera”, expresando a la vez el repudio e indignación frente las políticas autoritarias y regresivas del Gobierno de Iván Duque.

Convocamos a la ciudadanía Bogotana a seguir preparando el Paro Nacional en el momento que se supere todo riesgo de contagio con el Covid 19.

Por la defensa de derechos fundamentales y respeto a garantías ciudadanas… ¡Resistencia y lucha popular!

Partido Comunista Colombiano
V Pleno Comité Distrital
“Mario Upegui Hurtado”