Tras escuchar la exposición de uno de sus asesores, el presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, planteó la posibilidad de “inyectar” desinfectante en el cuerpo de las personas para eliminar el Covid-19. La sugerencia del mandatario norteamericano alarmó de inmediato a médicos y fabricantes de estos productos, quienes advirtieron que hacer eso es algo sumamente peligroso.

La “curiosa” propuesta de Trump puso en alerta al sector médico y empresarial de productos de limpieza en ese país,  que temen que la insólita sugerencia del mandatario sea acatada por la población, informó Sputnik.

“El problema es que Trump es el presidente de EE.UU. y no de un club de barrio”, denunciaron expertos ante la aparente “ignorancia” mostrada por el gobernante.  

El Presidente estadounidense encabezó el jueves una conferencia de prensa en la que el subsecretario de Ciencia y Tecnología, William Bryan, explicó que el coronavirus no sobrevive en temperaturas mayores a 21 grados Celsius y más de 80% de humedad.

En la misma presentación, el asesor incluyó el dato de que los desinfectantes de uso doméstico pueden “matar el virus en un minutos”.

El Jefe de Estado norteamericano escuchaba atentamente al especialista y, cuando finalizó, tomó la palabra para sugerir utilizar la luz ultravioleta dentro de los cuerpos, algo que luego fue desmentido por expertos.

Entonces Trump planteó algo similar para los desinfectantes: “Veo que el desinfectante lo noquea en un minuto (al coronavirus) ¿Y si hay una forma en la que podamos hacer algo así como una limpieza por dentro con una inyección?”, planteó.

“Sería interesante chequear eso”, propuso Trump a su asesor durante la conferencia de prensa, sin que él ni ninguna otra persona presente le advirtiera sobre tan descuidada y riesgosa recomendación.

Pero su propuesta no pasó inadvertida para los expertos, conocedores de los efectos perjudiciales que estos productos de uso domésticos tienen en el organismo.

Comunicados de advertencias ante palabras peligrosas sin apuntar al “especulador”

La empresa RB, fabricante de los desinfectantes Lysol y Dettol, emitió un comunicado en virtud de “la reciente especulación y actividad en redes sociales” generada tras las palabras de Trump (a quien no nombra explícitamente en la declaración).

“Como un líder global en productos de salud e higiene debemos ser claros en que los productos desinfectantes no deben ser administrados en el cuerpo humano bajo ninguna circunstancia (ya sea a través de inyección, ingestión o ninguna otra vía)”, remarca el comunicado.

En la misma línea, la empresa aclara que sus productos deben utilizarse siguiendo las recomendaciones incluidas en las etiquetas y recomienda a la población a visitar el sitio Covid-19facts.com para aclarar ese y otros mitos y bulos respecto a la enfermedad pandémica.

Las palabras de Trump también alertaron a la comunidad científica. El neumólogo estadounidense Vin Gupta, consultado por la cadena estadounidense NBC, enfatizó que “la idea de inyectarse o tener una ingesta de cualquier tipo de producto de limpieza dentro del cuerpo es irresponsable y peligrosa”.

La peligrosidad de estos productos es tal que el profesional recordó que su ingesta es común entre las personas que intentan suicidarse.