Naciones Unidas, 16 abr (Prensa Latina) El secretario general de la ONU, António Guterres, presentará hoy un informe sobre el impacto de la pandemia de Covid-19 en los niños de todo el mundo, según anunció su portavoz, Stéphane Dujarric.

Recientemente, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó que muchos menores de edad en todo el orbe sufrirán la destrucción económica que deja la pandemia e impacta en las familias.

La directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, aseguró que la pandemia del nuevo coronavirus está generando una crisis económica mundial sin precedentes, con la destrucción económica distribuida de manera cruel y desigual.

Más de 200 millones de niños viven en países con riesgos o con problemas de deuda, los cuales se verán más afectados, puntualizó.

En las naciones más pobres del mundo, las consecuencias financieras causadas por la pandemia -combinadas con las obligaciones debilitantes del servicio de la deuda- obstaculizan la capacidad para evitar una mayor transmisión de la Covid-19 y proteger a los ciudadanos, señaló Fore.

Las familias dentro de esos países enfrentan una pérdida generalizada de ingresos y acceso limitado a los alimentos, en entornos donde el distanciamiento social es imposible, subrayó.

Para esas personas y sus hijos, continuó, el jabón y el agua para lavarse las manos es un lujo y los servicios de salud de calidad son inexistentes, es decir, enfrentan una situación grave que puede empeorar más.

De acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, unos mil 500 millones de estudiantes en todo el mundo no asisten a las escuelas, pues las clases fueron interrumpidas como medida preventiva para evitar la propagación de la Covid-19.

Si bien ese organismo y varias agencias de ONU promueven el uso de Internet y otras tecnologías para acceder a contenidos de enseñanza e informaciones de interés, la Unión Internacional de Telecomunicaciones alerta que en todo el mundo, hay unas tres mil 600 millones de personas desconectadas de la red de redes.

Además, la Organización Mundial de la Salud, Unicef y autoridades de la ONU advierten que al tener que pasar más tiempo en plataformas virtuales, los niños pueden quedar más vulnerables a la explotación y el acoso sexual en línea y también pueden exponerse a contenido potencialmente dañino y violento.

mem/ifb/cvl