Naciones Unidas, 11 feb (Prensa Latina) El Consejo de Seguridad de la ONU aborda hoy el controvertido plan de paz para el Medio Oriente propuesto por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y ampliamente rechazado por la comunidad internacional.

Según anunciaron fuentes diplomáticas, se espera que el presidente palestino, Mahmoud Abbas, participe en esa reunión, en la cual los miembros del Consejo deberán pronunciarse sobre la iniciativa de Washington y Tel Aviv para los territorios palestinos ocupados, que difiere de las resoluciones aprobadas en ONU.

Luego de conocer ese proyecto que promueve la anexión por parte de Israel del territorio palestino ocupado, Abbas lo rechazó enérgicamente y dijo que violaba los acuerdos de autonomía pactados en Oslo, Noruega, en 1993.

Desde la semana anterior, las representaciones de Túnez e Indonesia, miembros no permanentes del Consejo, circulan el borrador de un proyecto de resolución que se opone al plan de Trump, y todavía no se precisa una fecha para someterlo a votación.

El documento inicial rechazaba el plan de la Casa Blanca para los territorios palestinos ocupados por Israel, y subrayaba la ilegalidad de la anexión de cualquier parte de esa tierra árabe, como también lo han hecho otras resoluciones aprobadas por el Consejo de Seguridad.

Además, ese borrador condena las recientes declaraciones que piden la anexión israelí de territorios palestinos. Pero todavía hay muchas discusiones sobre el contenido del texto, en medio de las presiones de Estados Unidos para enmendarlo, indican reportes de prensa.

Por su parte, el representante permanente de Israel ante la ONU, Danny Danon, lanzó una campaña para persuadir a los países de apoyar cualquier iniciativa contraria al plan de Washington.

Anteriormente, Estados Unidos ha ejercido su derecho al veto para impedir la aprobación de resoluciones que se oponen a las acciones de Tel Aviv y condenan su expansión por territorio palestino, lo cual es considerado ilegal y violatorio del derecho internacional.

El plan de Trump es ampliamente rechazado por la comunidad internacional y las autoridades de ONU, quienes siguen defendiendo la solución de dos Estados como la única alternativa posible para resolver el conflicto en Palestina.

Así dijo el máximo representante de Naciones Unidas, António Guterres, y reiteró el compromiso del organismo multilateral de apoyar a palestinos e israelíes sobre la base de las resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General.

Expertos en el tema destacan que la aplicación del plan estadounidense daría al traste con la solución biestatal, pues la iniciativa prioriza los intereses judíos sobre los palestinos.

La Liga de Estados Árabes, la Organización de Cooperación Islámica, y la Unión Africana se oponen fervientemente a ese proyecto que permitiría a Tel Aviv anexar a más de 130 asentamientos de colonos israelíes en Cisjordania, así como en el Valle del Jordán.

tgj/ifb