Buenos Aires, 8 feb (Prensa Latina) El expresidente Evo Morales denunció hoy que Estados Unidos hace todo lo posible para impedir su regreso a Bolivia, pero se mostró convencido de que el pueblo de su país unido, con su voto, recuperará la patria y la democracia.

Es cuestión de tiempo, todavía no puedo llegar al país, Estados Unidos no quiere que yo vuelva, pero con la unidad del pueblo ganamos el 3 de mayo y estaremos el 4 o el 5 en Bolivia, sostuvo entre aplausos al participar en un acto en la localidad bonaerense General Rodríguez.

Durante el encuentro, que coincidió con el inicio de campaña del Movimiento al Socialismo (MAS) rumbo a las elecciones del 3 de mayo en Bolivia, Morales señaló que sus compatriotas saldrán a dar un mensaje en las urnas.

Víctima de un golpe de estado el pasado 10 de noviembre, desde el 14 de diciembre el expresidente se encuentra en Argentina en condición de refugiado político junto a otros exmiembros de su gabinete como el exvicepresidente Álvaro García Linera y desde aquí da la pelea para que la fuerza política que representa logre la victoria en los comicios.

Desde Argentina acompañamos nuestra revolución democrática cultural y el binomio de nuestros candidatos del MAS (Luis Arce-David Choquehuanca), apuntó Morales durante su intervención en la cual citó, con cifras concretas, todo lo hecho durante su gestión y cómo en corto tiempo el Producto Interno Bruto de Bolivia creció.

En 180 años nos dejaron un PBI con nueve mil 500 millones de dólares, cuando llegamos en 2005 desde entonces y hasta diciembre de 2018 el PBI aumentó a 40 mil 800 millones de dólares en corto tiempo, manifestó.

El líder indígena mostró sus esperanzas en una nueva Bolivia con Luis Arce a la cabeza que, dijo, seguirá luchando por que el país continúe creciendo.

Subrayó por otro lado que hoy se están preparando para recuperar, con la conciencia del voto boliviano, la democracia y la patria y el pueblo va reaccionado porque sabe cómo se vive con la derecha y en dictadura.

Además, denunció que continúa la persecución por parte del gobierno de facto. ‘Todos los días hay inocentes encarcelados, delincuentes liberados y la prensa callada’, dijo.

jha/may