Bogotá, 05 de febrero de 2020

El día de ayer 04 de febrero, en el lugar de residencia de la madre de Mateo Gutiérrez León -la señora Aracely León Medina- fue encontrado un proyectil de arma de fuego, al parecer de pistola calibre 9 mm. Tras este hallazgo, la familia se percató de la existencia de un impacto de bala en la ventana exterior del inmueble, la cual colinda con una vía pública.

De acuerdo con información de la vigilancia del conjunto residencial, hasta las 6 pm del día lunes 03 de febrero, el inmueble se encontraba en perfectas condiciones. Asimismo, en indagaciones efectuadas con miembros de la policía del cuadrante, se pudo establecer que para estas fechas no se presentaron situaciones de orden público que involucraran el uso de armas de fuego en el sector.

Estos hechos, ocurren justo 15 días después de que el Tribunal Superior de Bogotá, confirmara la sentencia absolutoria a favor de Mateo Gutiérrez León, la cual fue proferida en el marco de un proceso judicial que lo tuvo privado de su libertad durante 21 meses.

Desde el momento de la detención Mateo Gutiérrez, su familia inició y lideró hasta el final, una campaña por su libertad, en la que denunció la existencia de un montaje judicial en cabeza de la policía nacional y la fiscalía. A partir de ese momento, ha sido víctimas de persecución sistemática, seguimientos ilegales, interceptación de comunicaciones, hostigamientos y señalamientos.

Este tipo de acciones intimidatorias, se han convertido en un común denominador contra las familias, procesos y personas sometidas a la detención arbitraria y montajes judiciales; por lo que se hace necesario exigir del Estado colombiano poner fin a estas prácticas propias de regímenes fascistas, que desconocen los derechos humanos y las garantías constitucionales.