Beijing, 27 ene (Prensa Latina) El alcalde de ciudad de Wuhan, Zhou Xianwang, asumió hoy la responsabilidad y aseguró estar listo para renunciar al cargo, por no comunicar en tiempo la epidemia de coronavirus que causa neumonía en China.

En entrevista con la televisora CCTV, el regidor también admitió que su administración tampoco empleó a cabalidad los datos disponibles desde el inicio del brote para controlarlo debidamente.

Según argumentó, las informaciones vinculadas a las enfermedades infecciosas deben divulgarse en concordancia con las leyes y previa autorización.

No obstante, Zhou enfatizó en que él y su equipo están dispuestos a dimitir si ello ayuda a controlar la epidemia y proteger a la población.

La prensa y sectores de la sociedad civil de China lamentan que el Alcalde ofreciera detalles sobre la situación epidemiológica en Wuhan ?capital de la provincia de Hubei- demasiado tarde e impidiera así proceder con los trabajos de prevención y control mucho antes.

Justo anoche Zhou reveló que previo a declarar la ciudad en cuarentena, más de cinco millones de individuos viajaron por vacaciones de Año Nuevo Lunar y huyendo de la epidemia, ahora presente en casi todo el país con al menos 80 muertos y dos mil 762 contagiados.

El influyente diario Global Times consideró la noticia una evidencia de la mayor complejidad del asunto, porque ahora dificulta más los esfuerzos nacionales por contener al coronavirus 2019nCoV, el cual es nuevo y puede mutar.

Sin embargo, llamó a los medios de comunicación y al público a incentivar a esas personas para que notifiquen voluntariamente su estado y ubicación ante las autoridades a fin de determinar si contrajeron el patógeno.

También urgió a reducir actividades que impliquen la aglomeración de muchos ciudadanos y el desarrollo de investigaciones más exhaustivas para dar con los posibles portadores del microorganismo. El presidente chino, Xi Jinping, hizo hincapié en la transparencia, inmediatez y constancia de la información vinculada a la epidemia, pues la considera un aspecto vital para la autoprotección, la tranquilidad y la estabilidad social.

Es por ello que el Consejo de Estado (Gabinete) pide a la población notificar sobre cualquier intento por ocultar, minimizar o demorar estadísticas u otro detalle de la emergencia.

También prometió investigar las fallas y penalizarlas en concordancia con las leyes.

tgj/ymr