El ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, exaltó durante su ponencia titulada “El papel de Venezuela en la defensa del multilateralismo” realizada en los espacios del Instituto de Estudios Internacionales de China (CIIS), la importancia de visibilizar y hablar sobre la geopolítica de América Latina y el Caribe.

El canciller venezolano destacó durante un encuentro con tanques pensantes y académicos que “siempre hace falta reflexionar, analizar e intercambiar análisis para que se conozcan la realidad de nuestros países y de América Latina, conocer los elementos de primera mano”, esto como parte de su visita oficial al gigante asiático.

Asimismo, reflexionó en cómo Venezuela y demás países de América Latina fueron víctimas de una invasión europea –de la mano del Imperio español-, para expropiar sus recursos naturales y alimentar su estéril sistema.

“La población que vivía en nuestras tierras, quienes se refieren a América Latina como la Pachamama fueron exterminados mediante el genocidio directo, mediante enfermedades importadas desde Europa así como también fueron esclavizados y utilizados como mercancía y mano de obra barata”, añadió.

En ese mismo orden de ideas, el Canciller venezolano hizo mención a que Estados Unidos realizó acciones de injerencia para frenar el avance de procesos independentistas a principios del siglo XIX en Sudamérica. Y a través de lo que calificó como la vetusta “Doctrina Monroe”, aquella de “América para los Americanos”, abrió el paso para crear múltiples conflictos con los países de la región.

El representante de la Diplomacia de Paz Bolivariana recordó las palabras del Libertador Simón Bolívar quien afirmó:  “los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la libertad”.

Venezuela como blanco de arremetidas del Imperio

Por su parte al tocar este punto, recapituló los episodios de violencia radicaliza en las calles –guarimbas- ejecutadas en Venezuela durante los años 2014, 2016 y 2017 que pretendían derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Recordó que “en Venezuela pasamos por un proceso de desestabilización inducida, financiado con una simbología muy clara, eso que llaman las ‘Revoluciones de colores’ que ya lo hemos visto en Ucrania, países latinoamericanos y varias partes del mundo, cuyo fin es generar un cambio de régimen por vías no constitucionales (…) un patrón repetido y con un gran apoyo mediático de los medios occidentales”.

Finalizando su alocución, exaltó que el Gobierno Bolivariano ha insistido -hasta la fecha- en los diálogos de paz con la oposición venezolana para dirimir las diferencias políticas, y encontrarles una solución desde Venezuela y para el pueblo venezolano.

Cabe destacar que esta actividad académica se enmarca en la agenda programática que realiza el Ministro del Poder Popular Para Relaciones Exteriores, como parte de su visita oficial a la República Popular China, así lo reseñó en su portal web la cancillería venezolana.