La Paz, 26 nov (Prensa Latina) El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) insistió hoy en su exigencia, expresada días atrás, a la Organización de Estados Americanos (OEA) para hacer pública la totalidad del informe preliminar sobre las elecciones en Bolivia.

En su cuenta en la red social twitter, Celag volvió a mostrar su inconformidad con la no publicación total de la pesquisa realizada por la OEA durante el proceso electoral boliviano del 20 de octubre pasado, que dio paso al actual golpe de Estado.

‘Ni ‘fraude’ ni levantamiento popular. Detrás de todo golpe existe un trasfondo: esta es la red de poder de los responsables del golpe de Estado en Bolivia. ¿Nos ayudan a compartirla para ponerle nombre y apellido a los implicados?’ expone Celag en otra comunicación en esa plataforma.

A través de otro mensaje en el micoblog, Celag invita a conocer a todos los factores implicados en la situación que vive este país andino ‘un simple cuadro, muchos responsables. Conozca quienes están detrás del golpe de Estado a @evoespueblo’.

DESCARGAR: EE.UU. Y RED DE DERECHA: GOLPE EN BOLIVIA.PDF

La OEA elaboró un reporte cuestionable para provocar en la opinión pública una deducción falsa denunció desde el primer momento Celag, institución latinoamericana dedicada a la investigación y análisis de los fenómenos políticos, económicos y sociales en la región.

Celag al cuestionar el informe elaborado por la Organización de Estados Americanos sobre las elecciones en Bolivia expresó que el documento carece de pruebas y fundamentos técnicos.

El análisis se basó en un estudio detallado del informe de hallazgos preliminares enviado a la Secretaría General de la OEA sumado a los aportes del documento ‘¿Qué sucedió en el recuento de votos de las elecciones de Bolivia de 2019? El papel de la Misión de Observación Electoral de la OEA’.

Se trata de otro estudio del Center For Economic And Policy Research que negó la posibilidad del fraude en las elecciones en Bolivia, basados en el análisis estadístico de los resultados electorales y las hojas de recuento de los comicios donde no muestran evidencias de irregularidades o fraude.

Los hechos dejan ver que previo al resultado oficial, cuando faltaba por computar más de un millón de votos del sector rural (donde históricamente Evo Morales obtiene amplia ventaja) la misión de la OEA, sin fundamentos técnicos, recomendaba como ‘mejor opción’ realizar una segunda vuelta electoral.

Morales, candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), ganó los comicios presidenciales del 20 de octubre pasado con el 47,8 por ciento de los votos muy alejado del 36,51 por ciento a su contrincante más cercano, el opositor Carlos Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana, quien denunció un supuesto fraude.

Según la ley electoral del Estado Plurinacional la ventaja daba el triunfo a Morales porque obtuvo más del 40 por ciento de los votos con 10 puntos de ventaja sobre su contrincante más cercano.

La institución de geopolítica advirtió que no es inusual porcentajes de apoyo a Morales en torno al 60 por ciento, e incluso superiores, en algunas zonas del país, y principalmente en las rurales de los departamentos Cochabamba y Oruro, que se cargaron últimos en la base de datos.

‘a OEA no está al servicio de los pueblos latinoamericanos y menos de los movimientos sociales, denunció en su momento el expresidente boliviano Evo Morales y acusó a la entidad americana de sumarse al golpe de Estado que forzó su renuncia el 10 de noviembre pasado.

mv/ynr