Estocolmo, 5 oct (Prensa Latina) Altos funcionarios de los Gobiernos de Estados Unidos y de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) sostendrán conversaciones oficiales hoy, en esta ciudad, en busca de acuerdos para la desnuclearización de la península coreana.

Según se divulgó, las negociaciones estarán presididas por el representante especial estadounidense para la RPDC, Stephen Biegun, y el jefe negociador nuclear coreano, Kim Myong-gil.

Este será el primer contacto oficial que van a sostener los dos países tras el encuentro informal de junio, en la zona desmilitarizada que separa a las dos Coreas, entre el líder coreano, Kim Jong un, y el presidente estadounidense, Donald Trump.

Entonces, ambos mandatarios acordaron retomar estas reuniones de trabajo, pero las diferencias entre ambos países durante el verano dilataron el encuentro.

Este viernes, los jefes adjuntos de las delegaciones, Kwon Jong-gun, por la RPDC, y Mark Lambert, de Estados Unidos, sostuvieron una reunión preparatoria en la propia sede del encuentro de hoy.

Antes de llegar el jueves a esta ciudad, el principal negociador nuclear coreano manifestó en Beijing su satisfacción por el encuentro. ‘Estoy siendo optimista porque tenemos nuevas señales. Las expectativas son altas’, dijo Kim a periodistas.

Aunque no especificó a qué señales se refería, observadores consideran que podría referirse a la decisión del presidente estadounidense de despedir a su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, medida que Pyongyang celebró.

Sobre estas conversaciones, la viceministra primera de Relaciones Exteriores, Choe Son Hui, manifestó en un breve comunicado su expectativa ‘en que las negociaciones de trabajo aceleren el desarrollo positivo de la relaciones RPDC-Estados Unidos’.

Después de experimentar algunos avances en 2018, el diálogo entre Pyongyang y Washington y el proceso de desnuclearización en la península coreana quedó estancado en la anterior cumbre en la capital vietnamita.

En esa ocasión el presidente estadounidense le negó al líder de la RPDC el levantamiento de las sanciones contra su país, decisión que había prometido tomar Trump, a cambio de que Pyongyang no reanudara las pruebas de misiles balísticos y nucleares.

Luego, a fines de junio pasado, los dos mandatarios se encontraron sorpresivamente en Panmunjeom y se esperaba que, de aquel cara a cara, se desprendiera una tercera cumbre formal entre los dos mandatarios, lo cual no sucedió, pero se espera que ocurra ahora.

oda/mml/cvl / https://www.prensa-latina.cu