Caracas, 30 jul (Prensa Latina) El Gobierno de Estados Unidos tiene una operación de acoso contra el pueblo de Venezuela denominada Vuelo de vigilancia, con el fin de justificar una intervención militar, explicó hoy el analista político Vladimir Adrianza.

En entrevista en el programa Al Aire de Venezolana de Televisión el experto destacó que la acción de espionaje está dirigida a mantener ubicados a los principales líderes del proceso bolivariano, como blancos para derrocar la institucionalidad de la Revolución. Adrianza afirmó que la operación de acoso forma parte de un mecanismo, junto al llamado de la derecha interna a insertarse en el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), con lo cual intenta crear una supuesta base legal para que Washington pueda intervenir el país sudamericano.
‘No cabe duda los intereses del capital de Estados Unidos en Venezuela. El ataque pudiese ser cualquier cosa’, aseguró el analista.

Al respecto, recordó que continúan los intereses de los grupos económicos estadounidenses, que datan desde 1970, fecha cuando la oposición venezolana en unión con el grupo financiero de los Rockefeller hicieron grandes negocios en la nación. En ese sentido, añadió que en esa época alrededor del 90 por ciento del capital invertido en Venezuela era de transnacionales en su mayoría norteamericanas.

Adrianza aseveró que el Gobierno constitucional que dirige el presidente de la República, Nicolás Maduro, continuará al frente del proceso chavista en defensa de la paz, el diálogo y los recursos que les pertenecen a los venezolanos. Las autoridades de Caracas han denunciado la presencia de un avión de inteligencia de la Armada estadounidense el cual en lo que va de año ha realizado 78 vuelos ilegales sobre áreas de navegación de la jurisdicción de Venezuela, en violación a los tratados internacionales del sector aeronáutico.

Los hechos de injerencia fueron corroborados por el jefe del Comando Sur norteamericano, Craig Faller, a la agencia de noticias estadounidense Associated Press, ocasión en que reconoció la responsabilidad de los vuelos de vigilancia realizados sobre el país sudamericano.

Asimismo, en una entrevista al medio La Voz de América, Faller aseguró que el Ejército estadounidense ‘continuará volando y operando donde sea que se apliquen las normas internacionales y eso incluye alrededor de Venezuela, Sudamérica y el mundo’.

En esa línea, el jefe de Estado venezolano destacó que más del 80 por ciento de los nacionales rechazan el llamado a la intervención, una de las opciones para provocar un cambio de régimen por vías inconstitucionales, de acuerdo con reiteradas amenazas de voceros de la Casa Blanca.

rgh/odf / prensa-latina