Caracas, 21 jul (Prensa Latina) La reunión ministerial del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) concluye hoy aquí, tras un amplio debate sobre la necesidad de defender el multilateralismo ante los ataques a la soberanía y autodeterminación de los pueblos.

Las jornadas de trabajo que comenzaron el 18 de julio estuvieron signadas por las denuncias a las acciones de desestabilización social que aplica Estados Unidos contra varias naciones, con el fin de derrocar a los gobiernos progresistas para apoderarse de las riquezas de cada país.

Al respecto, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó ante los representantes del Buró Ministerial de Coordinación del organismo de concertación política, las agresiones multiformes que desde la Casa Blanca se diseñan como escusa para una intervención militar en el nación sudamericana.

Durante su intervención frente a los 120 países miembros del bloque, el jefe de Estado precisó que Washington y sus aliados tienen como premisa acabar con el proceso bolivariano.

‘El objetivo final del imperialismo norteamericano y sus aliados es acabar con esta experiencia inédita de 20 años de Revolución democrática, constitucional, con las ideas de Simón Bolívar. Quieren apoderarse de nuestras riquezas’, recalcó Maduro.

El mandatario aseguró a los presentes que el pueblo venezolano está decidido a luchar frente a las medidas de asfixia económica de las autoridades estadounidenses, quienes intenta arrodillar por hambre y enfermedad al territorio nacional.

‘A Venezuela se le han robado más de 30 mil millones de dólares en activos y cuentas en efectivo en el mundo. Se le impide comprar medicinas, alimentos e insumos para la industria’, notificó el dignatario.

Maduro argumentó que la administración del presidente norteamericano, Donald Trump, ‘quiere someter políticamente a nuestro país y que Venezuela deje de ser un faro de luz desde donde se emana el ejemplo 200 años después del proyecto original de nuestro Libertador’, sentenció.

Como respuesta a la situación de acoso político y económico los miembros del Mnoal crearon un grupo de estudio de las medidas coercitivas del Gobierno norteamericano contra los pueblos soberanos, en aras de buscar métodos para contener las agresiones.

Por otra parte, en la jornada de este sábado el embajador de Venezuela ante Naciones Unidas, Samuel Moncada, presentó un informe sobre la gestión de su país como presidente desde 2016 del mecanismo, donde esbozaron que el propósito principal de la nación al frente del organismo es avanzar en el proceso de revitalización del Mnoal, para la permanencia de los principios fundacionales del foro en la actual coyuntura internacional.

Asimismo, la diplomacia bolivariana orientó los esfuerzos al fortalecimiento y cohesión del Movimiento, en su responsabilidad como presidente pro tempore hasta octubre próximo.

‘Preservar la toma de decisiones por la vía del consenso, y fomentar la solidaridad, a partir del entendimiento, el respeto mutuo y la necesidad de acomodar las distintas posiciones y puntos de vista en un grupo caracterizado por una rica diversidad en su membresía’, es la meta de las autoridades venezolanas al frente del organismo, destacó Moncada.

El canciller de la República, Jorge Arreaza, explicó que en el día de hoy quedará aprobada la Declaración de Caracas, documento de trabajo que tendrá seguimiento hasta la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno, a realizarse en octubre próximo en Azerbaiyán, país que asumirá la presidencia del Mnoal.

En la reunión ministerial del Movimiento además de las delegaciones de los 120 Estados miembros, participan representantes de 17 naciones y 10 organizaciones internacionales con estatus de observador, así como personalidades invitadas al cónclave.

Este foro promueve como ejes fundamentales de su política el respeto a la soberanía y la integridad territorial de todas las naciones, el reconocimiento de la igualdad de todas las razas y la no injerencia en asuntos internos de otros países.

acl/odf /prensa-latina