Washington, 2 jul (Prensa Latina) El Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara estadounidense de Representantes demandó hoy al Departamento del Tesoro, en un intento por obtener las declaraciones de impuestos del presidente Donald Trump.

Con esta acción legal, que enfrenta nuevamente al Congreso con el ejecutivo, ese panel de la Cámara Baja, controlada por los demócratas, sigue adelante con sus reclamos sobre el tema tras las negativas de la administración de cumplir con las citaciones del comité.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el jefe del Servicio de Impuestos Internos (IRS), Charles Rettig, rehusaron entregarle al grupo de legisladores la información de seis años sobre las declaraciones de impuestos personales y comerciales del jefe de la Casa Blanca.

Para justificar esa negativa, Mnuchin argumentó que el comité no tenía un ‘propósito legislativo legítimo’ y acusó a los miembros del panel de querer usar esos materiales con fines políticos.

La demanda, presentada en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Washington DC, dice que Mnuchin, Rettig y sus departamentos denegaron una solicitud del comité sobre ese tipo de información por primera vez en la historia, para evitar que los datos del mandatario sean sometidos al escrutinio del Congreso.

Según la Sección 6103 del código fiscal federal del país, el Tesoro ‘proporcionará’ las declaraciones de un individuo si se realiza una solicitud formal por escrito, argumentaron los demócratas.

Al negarse a cumplir con el estatuto, los demandados organizaron un ataque extraordinario a la autoridad del Congreso para obtener la información necesaria con el fin de supervisar al Tesoro, el IRS y las leyes fiscales en nombre del pueblo estadounidense, indicó la acción legal.

Jay Sekulow, abogado del jefe de Estado, declaró a la televisora NBC News que responderán en la corte ‘a este último esfuerzo en el acoso presidencial’.

La controversia sobre las declaraciones de impuestos de Trump está presente desde su etapa como candidato presidencial republicano, y ha continuado tras su llegada al poder en enero de 2017, porque se convirtió en el primer mandatario en negarse a brindar tales materiales desde la década del 70 del pasado siglo.

En ocasiones el presidente ha dicho que su negativa a hacer público ese contenido se debe a que el IRS lo estaba sometiendo a una auditoría, pero esa propia entidad ha dicho que no existe ninguna prohibición que impide divulgar las declaraciones de impuestos en medio de tal procedimiento.

Más recientemente, Trump ha declarado que el tema solo les interesa a los demócratas y a los medios de comunicación, y que los norteamericanos votaron por él en 2016 a pesar de no publicar sus datos fiscales.

agp/mar / prensa-latina