Bogotá, 26 jun (Prensa Latina) Desde hoy y hasta el viernes la ciudad colombiana de Medellín será sede de la 49 Asamblea General de la OEA, con una agenda centrada en las políticas injerencistas en la región.

Será la segunda vez que Medellín acoge la reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA), empeñada esta vez en la desarticulación regional, pese a que el foro es presentado con el título ‘Innovando para fortalecer el multilateralismo hemisférico’.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, de reconocida alineación con las posturas de Washington, declaró a su llegada a territorio colombiano que ‘Venezuela, Nicaragua, la migración y la lucha contra la corrupción en el continente’ concentrarán las discusiones en la capital del departamento de Antioquia.

Almagro se ha mostrado abiertamente a favor de una intervención militar en Venezuela para derrocar al gobierno constitucional de Nicolás Maduro, cuya legitimidad niega, mientras da crédito al autoproclamado presidente encargado Juan Guaidó.

Según el historiador y catedrático colombiano, Campo Elías Galindo, ‘como anillo al dedo le cae a Medellín la asamblea de la OEA’, por tratarse de la capital política de la extrema derecha local.

Opinó Galindo que ‘desde que existe, la agenda de la OEA ha sido alumbrada por los intereses norteamericanos. Se pone sobre la mesa lo que interese a Washington. Cuando los temas latinoamericanos han sido propuestos, no son atendidos o no trascienden. No sin razones se ha dicho que la OEA es un ministerio de colonias de EE.UU’.

A su juicio, el objetivo de política internacional que tiene trazada la delegación de Washington en esta asamblea es lanzar una nueva ofensiva contra Venezuela con acusaciones y resoluciones de todo tipo desde una institución que aunque anacrónica, mantiene unas funciones políticas en el hemisferio, asignadas y controladas desde la Casa Blanca.

Las sesiones plenarias del organismo hemisférico se llevarán a cabo jueves y viernes en el Centro de Convenciones Plaza Mayor de Medellín y este miércoles, además de la inauguración de la Asamblea General, tendrán lugar eventos paralelos, incluidos diálogos entre jefes de delegaciones y observadores, según el programa.

oda/tpa / prensa-latina