Por Antonio Rondón García

San Petersburgo, Rusia, 6 jun (Prensa Latina) El presidente ruso, Vladimir Putin, reiteró hoy el rechazo de su país a la injerencia foránea en los asuntos internos de Venezuela y de otras naciones, en el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

El empleo de métodos de fuerzas como ocurrió en Libia e Iraq confirman sus efectos negativos, destacó el mandatario ruso, quien recordó que su país de ninguna forma crea bases militares en Venezuela y solo cumple sus compromisos relacionados con los contractos de la esfera técnico-militar.

Venezuela paga consecuentemente su deuda a Rusia que Putin afirma asciende a unos tres mil 500 millones de dólares.

De otro lado, destacó que los nuevos armamentos elaborados por Rusia le permiten defender a este país, incluso, si Estados Unidos decide abandonar el Tratado de Armas Estratégicas Ofensivas (Start-3).

El mandatario indicó que su última conversación telefónica con su homólogo estadounidense, Donald Trump, le imprimió optimismo sobre la posibilidad de avanzar en el tema del desarme.

Ambos estadistas consideraron que el dinero de la carrera armamentista se podría destinar a otros objetivos.

De acuerdo con Putin, es necesario que la comunidad internacional inicie negociaciones sobre el tema del desarme estratégico, en un debate donde deben participar todos los países que poseen armas nucleares.

El mandatario ruso recordó, en el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo, que deben existir regulaciones éticas para divulgar informaciones y obligaciones mutuas.

Además, reiteró que Rusia no se inmiscuyó, no se inmiscuye ni tampoco tiene la intención de hacerlo en ningunas elecciones. Esa una nuestra posición de principios, aclaró el jefe de Estado, quien esta jornada realizó un paseo naval con el presidente chino, Xi Jinping, en esta urbe.

jf/to / PRENSA-LATINA