NELSON LOMBANA SILVA 15 MAYO 2019

El genocidio contra la oposición se dispara dramáticamente en Colombia, con la completa indiferencia del gobierno nacional y el militarismo. Sangre humana sigue bañando la geografía nacional, mientras el militarismo reaccionario disfrazado de paramilitarismo en cumplimiento de los manuales de la CIA, incrementa su actuación delincuencial en todo el país.

En esta oportunidad es asesinado el ex comandante fariano desmovilizado, Wilson Saavedra, en el municipio de Tuluá (Valle del Cauca), mientras adelantaba proyecto productivo agrario entre la comunidad campesina y ex combatientes con la ONU, el PNUD y la Secretaría de Paz de la Gobernación del Valle.

La información preliminar señala que fue tiroteado en completo estado de indefensión, llevado al centro asistencial de esta municipalidad donde falleció. Al parecer los facultativos no pudieron hacer nada por salvarle la vida. Un crimen más de la oligarquía colombiana y el imperialismo de los Estados Unidos.

El nombre real era Jorge Enrique Corredor González y tenía al parecer 49 años de edad, de los cuales había dedicado casi 35 años a la lucha por la paz, la justicia social y el socialismo. Fue un eterno convencido de la paz y la salida política al conflicto social y armado. “Somos optimistas desde 1964”, dijo.

Durante los días 30 y 31 de octubre de 2016, se desarrolló una gran vigilia nacional por la paz, como respuesta a la pérdida del referendo por la paz, exhortando al pueblo a no claudicar ante la celada tendida por la oligarquía de la mano del criminal Álvaro Uribe Vélez y Juan Manuel Santos Calderón, quienes desde un principio insistieron y persistieron en la violencia, con sus particulares estilos, porque mientras Uribe incendiaba y dimensionaba abiertamente la violencia contra el pueblo, Juan Manuel Santos Calderón hablaba de paz, pero todas sus acciones eran de guerra y de violencia contra el pueblo. Su único objetivo era quitarle las armas a la guerrilla y a fe que lo logró.

El entonces comandante del bloque Occidental “Alfonso Cano”, Wilson Saavedra organizó con lujos de detalles este evento en el corregimiento de la Mesa de Río Loro del municipio de Guadalajara de Buga (Valle del Cauca); cientos y cientos de personas se congregaron allí, entre ellas, numerosas iglesias y sectas religiosas, quienes unieron sus creencias para orar por la paz y el proceso de diálogo que se desarrollaba en la Habana (Cuba); también asistieron organizaciones campesinas, indígenas, políticas, populares, sindicales, jóvenes, mujeres y niños, a unir fuerzas por el avance del proceso de paz.

En nuestra condición de periodista, corresponsal del semanario VOZ La verdad del pueblo y de la página web: http://www.pacocol.org, asistimos a este pintoresco lugar, siendo testigo de excepción del interés de la Colombia profunda o ignorada porque el proceso de paz avanzara.

Tuvimos la oportunidad de conversar con el comandante Saavedra. Una persona de pocas palabras, diríase tímido, pero de mucha acción y compromiso con sus responsabilidades. Habló con los distintos medios de comunicación que remontaron la cordillera para informar como se debe informar. Una persona de mucha sensibilidad y humanismo que se supo ganar el aprecio y la admiración de los campesinos del entorno.

Tuvimos la oportunidad de hacerle un reportaje en el que analizó con sutiliza y precisión el momento histórico que vivía en ese momento el país. Este reportaje lo hicimos circular en el Tolima y en varias regiones del país en un tiraje de mil ejemplares.

Posteriormente, lo vimos en el barrio Boquerón de la ciudad de Ibagué (Tolima), cuando junto a sus demás camaradas se trasladaba al municipio de Planadas (Tolima). También dio declaraciones a los medios y a pesar del incumplimiento del entonces presidente Santos, el aún comandante Wilson Saavedra, ratificó en esta oportunidad su profunda vocación de paz.

En esta oportunidad, un sector importante de ciudadanos salió a darles la bienvenida. El Centro Democrático, fiel exponente de la violencia en Colombia, en cabeza del diputado Milton Restrepo, acusó a una rectora de un colegio porque permitió que los niños salieran con banderitas a presenciar el paso de los heroicos combatientes. El desmovilizado ejército del pueblo lo lideraba el comandante Saavedra.

Cerca de un centenar de ex combatientes hasta la fecha han sido asesinados desde el momento de la firma del acuerdo de paz en Bogotá, con un grado de impunidad que supera el ciento por ciento. El presidente Iván Duque no se da por enterado. Mantiene más pendiente de la hermana república bolivariana de Venezuela para agredirla que de Colombia para resolver sus múltiples problemas.

“La fuerza alternativa revolucionaria del común (FARC) en el Tolima, condena contundentemente el vil asesinato del camarada Jorge Enrique Corredor González, “Wilson Saavedra”, quien de buena fe, llegó con sus hombres a la zona veredal Marquetalia cuna de la resistencia, en la vereda El Oso del municipio de Planadas aquel 2 de febrero de 2017, de acuerdo a lo pactado en la Habana, cumpliendo con la palabra. Un convencido de la paz con justicia social y crítico frente a la ola de asesinatos contra nosotros y líderes sociales luego de la firma del acuerdo”, dice el comunicado firmado por el Consejo político departamental del Tolima, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), mayo 14 de 2019.

Ante estos hechos criminales, el pueblo colombiano debe sacudirse del terrorismo de Estado y asumir una postura consecuente con su clase social. Rechazar de plano esta política guerrerista y exigir del gobierno nacional el cumplimiento de lo pactado en la Habana (Cuba). Rodear de solidaridad al Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común y las distintas fuerzas de izquierda que luchan por la construcción de la Democracia, la Paz Con Justicia Social y un país al alcance de todos y todas. Hay que rechazar la indiferencia y el Valium de los medios masivos de comunicación. Comandante Wilson Saavedra: Su sacrificio no será estéril. Vivirá eternamente en la conciencia del pueblo que lucha por la segunda y definitiva independencia. ¡Paz en su tumba!

Grafica.- Ex comandante fariano Wilson Saavedra. Foto: Archivo Nelosi

http://www.pacocol.org