Caracas, 15 may (Prensa Latina) La extrema derecha venezolana ratifica hoy su rechazo a la democracia, busca imponerse por la violencia y el criminal llamado a la intervención militar, afirmó el vicepresidente para el Socialismo Social y Territorial, Aristóbulo Istúriz.

Istúriz repudió la reciente carta enviada al jefe del Comando Sur estadounidense, almirante Craig S. Faller, por Carlos Vecchio, representante ante Washington del diputado opositor Juan Guaidó, reconocido por la Casa Blanca como ‘presidente encargado’ de Venezuela.

‘(…) el Gobierno Interino agradece y recibe el apoyo de los Estados Unidos y confirmarle nuestra disposición para comenzar las conversaciones respectivas a la cooperación que ha sido ofrecida por su comando’, indicó Vecchio en la misiva dirigida al alto mando militar norteamericano.

‘Quien se sienta venezolano debe rechazar esta actitud entreguista y criminal’, aseveró el vicemandatario, y subrayó que al acoger con beneplácito la posibilidad de intervención extranjera, esos dirigentes políticos perdieron el derecho de aspirar a gobernar la nación sudamericana.

El diputado de la Asamblea Nacional Constituyente Hermann Escarrá señaló a su vez que la misiva dirigida al Comando Sur de Estados Unidos para planificar la invasión y ocupación del país expresa un profundo desprecio a la vida y dignidad de los venezolanos.

Añadió que la carta constituye una confesión de que las facciones políticas promotoras del intervencionismo carecen de argumentos para plantear la solución a los problemas del país por las vías democráticas y constitucionales.

En Venezuela se vive, lamentablemente, un proceso en el que un sector radical busca la fragmentación del Estado y la disolución de la República, agregó Escarrá en declaraciones a un medio privado, recogidas por Venezolana de Televisión.

oda/wup/cvl / prensa-latina