Por:  H. Durango

En Rueda de prensa realizada el martes 12 de febrero en Bogotá los congresistas de la bancada alternativa exigen  al Gobierno de Iván Duque no apoyar una intervención armada de los Estados Unidos en el vecino país.

En el encuentro con los periodistas los legisladores leyeron una carta que han enviado al presidente Iván duque, previo a la visita del primer mandatario a los Estados Unidos, donde se reunirá este jueves con el presidente de ese país, Donald Trump, en la cual reclaman al mandatario colombiano que se oponga a cualquier tipo de intervención armada extranjera  en el territorio de la República Bolivariana de Venezuela.

Además de los 22 congresistas de las fuerzas y partidos que integran  el bloque alternativo en el Congreso de la República, firman la carta diversas personalidades de la vida política, económica, y social del país, así como más de un centenar de organizaciones sindicales, medioambientales y sociales.

“Nada justifica una acción militar contra Venezuela. Como bancada alternativa apoyamos una salida democrática, como la celebración de unas elecciones presidenciales y de asamblea nacional en la República Bolivariana de Venezuela”, expresan en el documento enviado a la Casa de Nariño.

En dicho encuentro con los representantes de medios de comunicación  participaron los senadores Iván Cepeda (Polo), Antonio Sanguino (Alianza Verde), Aída Avella (UP), Carlos Lozada (Farc), la representante a la Cámara, Ángela María Robledo (Colombia Humana), y representantes de organización sociales como Alirio Uribe (CAJAR) y Luciano Saním (Viva la Ciudadanía).

En Colombia crece cada día  el descontento popular por la política arrodillada del Gobierno presidido por Iván Duque frente a la arremetida imperialista, amenazas de invasión, la guerra económica, bloqueos y sanciones contra el gobierno revolucionario del hermano país. Las fuerzas políticas y organizaciones sociales condenan que el territorio colombiano sea utilizado por el Gobierno de los Estados Unidos  como plataforma para agredir a cualquier país hermano, en este caso contra Venezuela, con el único propósito de robarse sus riquezas.