Por: William Vianney Solano

Buga, Valle del Cauca. 

En la tarde de este viernes recibí un sufragio en mi oficina, en el que me aseguran que soy declarado objetivo militar de las águilas negras.

Los hechos se registraron hacia el mediodía, cuando mi padre recibió un paquete que venía dirigido a mí, yo no me encontraba en casa. Mi padre le pidió a uno de mis hijos que lo llevara a mi oficina, allí, después de almuerzo, lo abrí. En el interior del raro paquete, una caja negra, que contenía unas flores fúnebres, una especie de pintura roja y una leyenda que decía: “Eres objetivo Militar de las Águilas Negras” inmediatamente llamé a la policía, específicamente al Teniente Coronel Iván Lopera, Comandante del Primer Distrito de Guadalajara de Buga, quien envió personal de la sijín y de la policía, llegaron hicieron un registro fotográfico del paquete y su contenido, luego me solicitaron me desplazara hasta las instalaciones de la Estación de Policía, para ampliar mi denuncia y posteriormente a la misma Fiscalía.

Recordé las palabras del señor Gustavo Petro, quien aseguraba en su cuenta Twitter: “A mí las águilas negras no me amenazan porque las águilas negras no existen. Quien me amenaza de muerte usando el nombre de águilas negras es la extrema derecha enquistada en el uribismo dentro y fuera del estado.” Y todo parece indicar que Gustavo Petro tiene razón, pues por esos mismos días, empezaron una serie de ataques por parte de algunos amigos del gobierno del Centro Democrático, algunos de los ataques los iban eliminando de la web cuando los enfrentaba, pero me llama poderosamente uno de ellos la atención de un tal Dr. Hugo Norrea Quemba @realHugoNorrea el que decía: “No lean el periodismo de alcantarilla que ejerce el comunista de @DCercawilliam quien anda diciendo mentiras por Buga tratando de enlodar la carrera del doctor Latorre, hombre probo, de manos puras” mirando de quién se trata, asegura que dicha cuenta pertenece al Politólogo de la Universidad de los Andes, Uribista además, presuntamente Secretario General de la Academia Uribista Colombiana (AUC) y si se tratara de un perfil falso, por qué menciona al Alcalde de Buga, Julián Latorre? Por qué me rotula como comunista? Acaso para que se me declare objetivo militar de la ultra derecha?

Dato especial, lo mismo sucede con algunos honorables Congresistas de la oposición, los que denuncian amenazas de muerte por parte de las Águilas Negras, entre ellos Antonio Sanguino, Ángela María Robledo, Gustavo Petro e Iván Cepeda son algunos de los parlamentarios que se nombran en el panfleto del grupo armado y mientras tanto yo en Buga, haciendo mi tarea, la de anunciar y denunciar todas estas acciones al margen de la norma y de ley de un cuestionado gobierno municipal del Centro Democrático y que a propósito maneja el Senador también de esa colectividad, John Harold Suárez Vargas; por eso como lo concluye el mismo Gustavo Petro que las amenazas son la misma extrema derecha, yo señalo y responsabilizo de lo que pueda sucederme a mi integridad física y a la de mi familia al Senador John Harold Suárez Vargas y a su ahijado político el alcalde de Buga, Julián Andrés Latorre Herrada.

Y así con el mismo valor que tuvo en su momento el alcalde del Roble en Sucre, Edualdo León Díaz Salgado, asegurándole al presidente Uribe que lo irían a matar, y lo asesinaron vilmente, de igual forma yo en esta oportunidad, me dirijo al Señor Presidente de la República de los Colombianos, Iván Duque para decirle, Presidente a mí me van a matar los corruptos, si Usted no hace algo al respecto y le solicito se sirva en ordenar a las autoridades competentes y a la misma Unidad de Protección en debido esquema de seguridad que no solo garantice mi integridad física, sino además que pueda seguir llevando a cabo el ejercicio del periodismo y la defensa de los derechos humanos en mi región.

Señor Presidente, Senador Álvaro Uribe, si es verdad que este Gobierno viene a mirarnos a los ojos y a comprometerse en la lucha contra la corrupción, les pido que por favor se adelanten y ordenen las diligencias respectivas que garanticen la seguridad de mi integridad física y el ejercicio de mi defensa por los derechos humanos y el periodismo que hasta ahora ejerzo en nuestra región que Dios y la patria los premien o que ellos mismos os castiguen.