omar-torrijos1Panamá, 13 feb (PL) Los seguidores del extinto general Omar Torrijos celebran hoy el nacimiento del líder panameño en su aniversario 87, en la fundación que lleva su nombre, en esta capital.

“Torrijos era un patriota”, dijo a Prensa Latina el veterano luchador istmeño Belisario Herrera, quien tuvo palabras de elogio para el Gobierno que encabezó el General y que él cataloga como “cívico-militar”.

“Omar encabezó la única revolución que se ha hecho en este país”, expresó también a Prensa Latina quien se consideró su amigo, el publicista y escritor cubano Tony Fergo; hay que reconocer su obra, enfatizó.

“Un código laboral, soluciones habitacionales, responsabilidad social, ingreso de la clase media en forma masiva al derecho de la educación universitaria, escuelas básica generales, vías de comunicaciones y asentamientos campesinos productivos, marcaron iniciativas gubernamentales”, señaló el diario La Estrella sobre la impronta del líder.

El más importante legado de quien encabezó el país de 1969 hasta 1981 fue lograr la devolución al pueblo del Canal de Panamá y los territorios aledaños, mediante los tratados Torrijos-Carter, según reconoce la mayoría de los panameños.

Además, lideró un proceso de cambios sociales y económicos encaminado a beneficiar a los sectores más humildes, que provocó su enfrentamiento contra el gran capital y la política de Estados Unidos hacia su país, lo cual algunos aseguran que le costó la vida, porque desechan la hipótesis de muerte por accidente aéreo.

El General negoció con las fuerzas populares y promovió un nuevo orden constitucional de libertades, democracia y bienestar social inclusivo, opinó el intelectual Moisés Pinzón.

“Omar Torrijos Herrera estuvo matrimoniado con el pueblo”, como él mismo decía, aseveró Pinzón al analizar que fue en esa etapa cuando por primera vez en la historia del país se dieron oportunidades a negros, indios y mestizos.

Como organización política que respaldó aquellas reformas, creó el Partido Revolucionario Democrático (PRD), fuerza considerada de izquierda, que actualmente sufre divisiones internas, las cuales debilitaron su influencia entre los panameños.

El general Torrijos trazó objetivos en función de la prosperidad de la nación, teniendo como base la recuperación de la soberanía canalera con una cultura política, patriótica y popular, aseveraron seguidores de su doctrina.

En cambio, el Panamá de hoy tiene el récord de ser una de las naciones más desiguales de la región, y no pocos consideran de que el PRD es la única fuerza con arraigo multitudinario capaz de revertir la situación, pero solo si retorna al “torrijismo”, afirmaron partidarios.

lam/orm


pbolivariana@gmail.com