Jeque Nimr al-Nimr, un destacado clérigo chií, está entre los 47 ejecutados.
Jeque Nimr al-Nimr, un destacado clérigo chií, está entre los 47 ejecutados.

Riad, 2 ene (PL) Arabia Saudita ejecutó hoy a 47 condenados por terrorismo, incluido el influyente clérigo chiita jeque Nimr Al-Nimr, conocido por sus sermones críticos con el gobierno y su apoyo a las revueltas populares del oriente del país.

El ministerio del Interior del reino wahabita confirmó en un comunicado la aplicación de la pena de muerte contra esas personas procesadas meses atrás por complot y ejecución de ataques terroristas, agresión a civiles y a efectivos de las fuerzas de seguridad y lazos con grupos terroristas.

Después de recitar versículos del Corán, libro sagrado del Islam, el informe del ministerio reproducido por el canal Al-Arabiya mostró fotos y nombró a cada uno de los ejecutados, a la mayoría de los cuales se les asoció con una serie de ataques de la red Al-Qaeda cometidos aquí de 2003 a 2006.

A excepción de un chadiano y un egipcio, los restantes 45 condenados eran de nacionalidad saudita y todos estaban asentados a lo largo de las 12 regiones que integran este país árabe, añadió el reporte.

Poco después del comunicado oficial, el Gran Muftí (máxima autoridad religiosa sunita de Arabia Saudita), jeque Abdulaziz Al-Sheikh, compareció ante la televisión estatal para calificar de justa la aplicación de la pena de muerte a esos convictos.

Entre los procesados más conocidos estaba el jeque Al-Nimr, quien radicaba en la Provincia del Oriente, donde es predominante la población saudita de confesión musulmana chiita, una minoría en este país regido por una monarquía que aplica la doctrina conservadora sunita del Wahabbismo.

Al-Nimr, por quien pidieron clemencia líderes islámicos chiitas y varias autoridades políticas y religiosas de Irán, había alentado las protestas antigubernamentales de 2011 y su condena a muerte fue confirmada en octubre del año pasado por la Corte Suprema tras desestimar un recurso de súplica.

La cadena televisiva qatarí Al Jazeera destacó igualmente al comandante de Al-Qaeda Faris Al-Zahrani, considerado uno de los terroristas sauditas más buscados y detenido en 2004 en posesión de armas.

Organizaciones regionales de derechos humanos reaccionaron con fuertes críticas a la masiva ejecución, usualmente por decapitación con una espada, y un activista comentó que se trata de un inquietante comienzo de 2016, luego de que en el recién finalizado 2015 el reino wahabita ejecutó a 152 personas.

La última ejecución notificada por el ministerio del Interior fue el 24 de diciembre y correspondió a Saad Ben Mohamed al-Othman, un saudita oriundo de la ciudad de Dammam sentenciado por un disparar y asesinar a un compatriota suyo en una reyerta.

En base a estadísticas manejadas por el periódico qatarí Gulf Times, con aquella sentencia la cifra de decesos por esa causa, tanto sauditas como extranjeros, fue la más elevada en dos décadas, pues superó con creces la del año precedente (87) sin llegar a las 192 condenas efectivas en 1995.

LAM/Ucl


pbolivariana@gmail.com