venez_maduroCaracas, 12 dic (PL) El presidente venezolano, Nicolás Maduro, realzó hoy el enfrentamiento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a las agresiones sufridas por el país en 2015, año que consideró como el más cargado de amenazas.

Durante un saludo a los miembros de los cuatro componentes de la FANB a propósito de la cercanía de 2016, el jefe de Estado instó a los militares a renovar la doctrina inculcada por el fallecido mandatario Hugo Chávez y, a partir de ella, enfrentar todas las manifestaciones de la guerra no convencional practicada contra Venezuela.

El objetivo de los ataques es impedir el avance de la Revolución bolivariana y su modelo socialista del siglo XXI, dijo.

Maduro pidió a los uniformados revisar asuntos como el enfrentamiento al crimen organizado y el paramilitarismo procedente de Colombia, la articulación con obreros, campesinos y estudiantes para la organización de milicias y el desarrollo de áreas operativas.

En tal sentido, anunció que 2016 será el año de expansión y modernización de la FANB para garantizar la soberanía de la patria.

Según el presidente, durante 2015 se combinaron múltiples acciones hostiles para atacar al país y a su pueblo, entre las cuales enumeró la agresión a la industria petrolera, la guerra económica, el desabastecimiento intencionado de productos de primera necesidad y las presiones ejercidas por entidades militares estadounidenses como el Comando Sur.

Maduro insistió en que el comandante de ese cuerpo norteamericano, el general John Kelly, alienta la desestabilización interna de Venezuela y deja entrever la posible implicación de Estados Unidos llegado el caso.

El mandatario también mencionó la respuesta dada por la FANB a lo largo del año que concluye ante agresiones como el decreto del presidente Barack Obama, en el cual consideró a esta nación suramericana una amenaza para la seguridad.

Nuestros soldados estuvieron en todo momento junto al pueblo, como prueba de la fortaleza de la unión cívico-militar, dijo.

Además, felicitó a la FANB por el despliegue a lo largo de la frontera con Colombia para combatir el contrabando y el paramilitarismo y convertir esa región limítrofe en una zona de paz.

Maduro adelantó que en el primer trimestre del año venidero el Gobierno mantendrá en la franja divisoria con la nación neogranadina la Operación de Liberación y Protección del Pueblo, lanzada contra las bandas criminales presentes en el país.

Igualmente alertó sobre planes de la derecha local -que recientemente obtuvo la mayoría calificada del Parlamento- dirigidos a regresar a la Fuerza Armada a tiempos en los cuales protegía intereses de la oligarquía en lugar de los del pueblo y aprendía de oficiales norteamericanos métodos brutales de represión.

acl/tgp

pbolivariana@gmail.com