Noam ChomskyCRONICÓN.NET

En el marco de la realización del Foro Internacional Emancipación e Igualdad que se realizó en Buenos Aires entre el 12 y 14 del pasado mes de marzo, organizado por el Ministerio de Cultura de Argentina, el reconocido lingüista estadounidense y activista social Noam Chomsky, quien fue uno de los expositores centrales, hizo una detallado análisis de la realidad geopolítica mundial.

Durante su intervención en el evento académico se refirió al avance político que ha tenido América Latina que cada vez más logra asumir posiciones contrarias a los dictados de Washington; y posteriormente, durante una entrevista que el periodista hispano-francés Ignacio Ramonet le realizara para la Televisión Pública de Argentina, Chomsky abordó una serie de aspectos de la realidad internacional, analizando detalladamente el rol de Estados Unidos frente a Cuba, Venezuela, China y Rusia, así como habló también de la manipulación mediática que el capitalismo ejerce a nivel global.

Algunos extractos de las declaraciones de Chomsky durante la entrevista con Ramonet son los siguientes:

CUBA

El pretexto de la guerra económica no era la democracia y la introducción de derechos humanos sino que Cuba era un apéndice del gran Satán que era Rusia. Y teníamos que protegernos, de la misma manera que teníamos que protegernos de Nicaragua y otros países. Cuando colapsó la Unión Soviética, ¿qué pasó con el embargo? El bloqueo se puso peor. Es más, Clinton le ganó la partida a Bush para extender el bloqueo. Clinton lo hizo mucho más fuerte. Algo raro de un senador liberal de New Jersey. Y más tarde, peor aún, un esfuerzo por estrangular y destruir la economía cubana. Y que nada tiene que ver obviamente ni con la democracia ni con los derechos humanos. Ni siquiera es una broma. Lo único que tenemos que hacer es ver los registros norteamericanos de su apoyo a las dictaduras violentas, terroristas; no solamente apoyarlas sino imponerlas, como en el caso de Argentina, donde EEUU era el más firme apoyo de la dictadura argentina. Cuando el Gobierno de Guatemala estaba haciendo un genocidio, Reagan quiso apoyarlo. Pero el Congreso le había fijado ciertos límites. Por eso dijo, bueno, qué tal si lo hacemos en Argentina…, los transformamos en neonazis para hacer lo que queremos. Desgraciadamente (para ellos) Argentina pasó a ser una democracia después y ahí es donde perdieron ese apoyo que tenían. Y entonces fueron a Israel para seguir con el entrenamiento de los ejércitos de terrorismo en Guatemala. Pero ya desde principios de los años 60 hubo una tremenda ola de represión en toda América Latina, en Brasil, Uruguay, Chile, Argentina y así hasta América Central. EE.UU. directamente participaba en todos estos comandos. Y antes también, y hoy sigue. Por ejemplo, Obama prácticamente es el único líder que le dio un apoyo al Golpe de Estado de Honduras, que echó al Gobierno y que puso la dictadura que EEUU autentificó. Es decir, podemos dejar de lado la charla sobre la democracia, los derechos humanos; no tienen nada que ver: el esfuerzo era para destruir el gobierno.

Noam Chomsky 2Noam Chomsky durante la entrevista concedida al periodista hispano-francés Ignacio Ramonet para la Televisión Pública de Argentina.

HUGO CHÁVEZ

Chávez hizo un esfuerzo muy importante para tratar de introducir cambios sustanciales en Venezuela y su papel en el mundo; es más, uno de sus primeros actos fue lograr que la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), el casi monopolio de petróleo, bajara la producción para aumentar los precios (según lo que él me dijo, ese fue el momento en que EEUU se volvió definitivamente contra Venezuela; antes la toleraban). Y también hizo muchas cosas más. Petróleo abastecido a bajo precio a Cuba y a otros países del Caribe; esfuerzos por desarrollar, o por mejorar el sistema de salud, la pobreza, como las “misiones”, que eran un esfuerzo dentro de su comunidad, etc.


ESTADOS UNIDOS YA NO TIENE EL PODER ABRUMADOR DE ANTAÑO

EEUU es, por supuesto, el país, la potencia que ejerce el mayor dominio en todo el mundo, pero EE.UU. ya no tiene el poder abrumador de destruir gobiernos e imponer dictaduras militares donde se les antoja. Si uno piensa por ejemplo en los últimos quince años ha habido algunos golpes de Estado: un intento de golpe en Venezuela en 2002; bueno, funcionó, digamos, durante unos días nada más. EE.UU. lo apoyó plenamente pero no tuvo el poder de imponer el nuevo gobierno. Hubo otro en Haití en 2004; ahí tenemos…, los torturadores de Haití, Francia y EE.UU. combinaron el secuestro del Presidente para enviarlo al centro de África, y mantenerlo ahí, oculto, para que no pudiera participar ni siquiera en las elecciones. Bueno, esto fue exitoso, pero Haití es un país muy débil. Hubo otro caso en Honduras, en 2009 -sí, con Obama-: los militares se deshicieron del Gobierno parlamentario; así que ahí hay una “excusa democrática”, pero EEUU no quiso condenarlo como un golpe militar; estaban aislados en esto, se llevaron a cabo elecciones, tuvieron la venia de EEUU, que apoyó este golpe militar exitoso. Y ahora este país es un desastre por completo. Tenemos un terrible registro -el peor- de derechos humanos. Y si vemos la migración a EEUU, que es un gran tema, la mayoría proviene de Honduras, porque este país fue destruido por el Golpe que apoyó EEUU. Así que vemos algunos casos de éxito por así decirlo, pero no como en el pasado, no como antiguamente. América Latina ahora ha dado un paso hacia adelante para lograr cierto grado de independencia, es el camino correcto hacia adelante. Bueno, la UNASUR, MERCOSUR, CELAC; hay distintos grupos que representan pasos hacia la integración. La CELAC es totalmente novedosa, porque EEUU y Canadá quedan excluidos, y esto, bueno, nadie podría haber pensado en esto; era algo inconcebible años atrás.

ESTADOS UNIDOS NO ES UNA DEMOCRACIA SINO UNA PLUTOCRACIA

El Gobierno de Estados Unidos es una plutocracia; hay muchos estudios de científicos importantísimos que hacen un análisis pormenorizado de títulos cruciales, de relación entre las actitudes de las personas y las políticas públicas; y esto sirve para medir muy bien el alcance de la democracia. Y podemos ver la política pública, las actitudes de la gente, sabemos mucho al respecto; hay mucha sofisticación, tenemos las encuestas, los sondeos son confiables, son congruentes; hay mucha información que se obtiene y se recaba. Podemos estudiar esto y los resultados son reveladores: dicen que el setenta por ciento (70%) de la población, en el ranking, en los últimos escalones de ingresos, no tiene efecto sobre las políticas; los representantes políticos, quienes los representan, no les prestan atención; y por eso no les importa votar imagino. Si subimos por esta escalera en el ranking hay un poco más de influencia; cuando llegamos a la cima, tenemos casi un control absoluto; no ciento por ciento, pero casi; y con esto quiero decir, una fracción pequeñísima, un uno por ciento.

Si se participa en las elecciones en EE.UU., tenemos fondos gigantescos, y de dónde provienen estos fondos; bueno, no hace falta responder esta pregunta porque es obvia; hay muchísimos estudios que datan de hace más de un siglo sobre la eficacia de los gastos que se hacen en las campañas. Tenemos el New Deal por ejemplo, y los principales estudiosos de este tema. Ferguson, un importantísimo científico, ha demostrado, al igual que otros, que los gastos que se hacen en las campañas políticas no sirven muy bien para predecir las políticas que se implementarán. Pensemos por ejemplo, en los fondos de las campañas, dónde se enfocan: en el sector corporativo típicamente; y ahí es donde la política es determinante. El New Deal, por ejemplo. Podemos ver que las industrias intensivas en capital, como General Electric por ejemplo, daban apoyo a las reformas del New Deal, no les importaban demasiado los derechos de los trabajadores porque eran una industria intensiva en capital, pero les importaba el aspecto internacional del New Deal en estas políticas.

CHINA Y RUSIA

Mucho se ha hablado de la nueva potencia de China en el siglo XXI, creo que se exagera tremendamente; el crecimiento de China ha sido fuerte durante muchos años pero sigue siendo un país sumamente pobre. Si se fijan por ejemplo en el índice de desarrollo humano de la ONU, creo que China está en la posición noventa y no se mueve de ahí. Tiene tremendos problemas internos, el movimiento laboral está rompiendo sus cadenas, hay muchas huelgas, protestas, tremendos problemas ecológicos, la gente habla de polución, pero es mucho peor: hay destrucción de los recursos agrícolas, más bien limitados; se enfrenta con tremendos problemas que EEUU y Europa no tienen. Y sigue habiendo una tremenda pobreza. Y no está a punto de transformarse en un poder hegemónico. De manera que la presión de EE.UU. y Japón sobre China desde el Este, por lo tanto, están empujando a China hacia Asia Central, y uno de los desarrollos más importantes de los asuntos mundiales recientemente es el establecimiento de lo que se llama la Organización de Cooperación Shanghái con base en China pero que incluye Rusia; los estados centrales asiáticos; India; Irán, como observador. Se está desplazando hacia Europa y en algún momento también va a tomar a Turquía, y tal vez seguir expandiéndose hacia Europa, con lo cual se reconstituiría algo así como la “ruta de la seda”, la vieja ruta de la seda, que salía de China y que se iba hacia Europa. A EE.UU. no le gusta. EE.UU. ha pedido ser observador, estatuto que se le negó; lo tienen Irán y otros países, pero a EEUU se le negó el estatuto de observador. De hecho han pedido que se sacaran todas las bases militares norteamericanas de Asia Central. Asia tiene grandes recursos; la confrontación actual con Rusia está empujando a Rusia a tener relaciones más cercanas, más estrechas con China, siendo China el poder dominante y Rusia menos. Pero es como un desarrollo natural por así llamarlo. La parte oriental de Rusia tiene grandes recursos, minerales, petróleo, etc. Y eso podría permitir acercarlos. Uno puede ver una suerte de sistema eurasiano o eurásico, con mejores vínculos, vínculos más estrechos, con mejores vínculos de transporte. Por ejemplo, hoy uno puede tomar un tren de alta velocidad desde China hasta Kazajstán y no se puede tomar un tren de alta velocidad de Boston a Europa, pero sí de Beijín a Kazajstán. Forma parte del desarrollo que estamos viendo y es algo bastante fuerte; y algunos estrategas norteamericanos lo consideran una OTAN con base en China. Tal vez lo sea. Tal vez. En tal caso, hay grandes avances son amenazas potenciales en los asuntos internacionales que podrían transformarse en peligrosos. O graves. Pero hay mucha interacción compleja que ocurre que podría llevar a confrontaciones potenciales.

Noam Chomsky 3Noam Chomsky

SON LOS PUBLICISTAS LOS QUE HACEN LA PRENSA, PORQUE ELLA SE CONCIBE COMO UN MERO NEGOCIO

Cuando uno depende de la publicidad son los publicistas los que empiezan a tener impacto en el diario. Cuando uno se fija en un diario moderno actual… es un negocio; y como cualquier otro negocio, tiene que generar un producto que tiene su mercado; ese mercado son otras empresas que hacen publicidad; y los productos son los lectores. Pero los productos no subsidian un diario. Hoy el diario le vende a las empresas de publicidad; lo mismo en televisión, no se paga cuando uno prende la televisión, pero la empresa, que es el canal, le vende el público a sus publicistas; y ahí es donde se ve un gran esfuerzo, donde está la parte creativa: las propagandas. La industria de la televisión, las propagandas, se llaman contenidos. Y la historia se llama simplemente el relleno, que la gente sigue viendo entre propagandas publicitarias. Esa es la estructura básica de la televisión comercial. En la prensa escrita hay un término: el agujero de las noticias. ¿Cómo se hace? Primero se ponen las propagandas, ¿no?, que son las cosas importantes; Y después se rellena un poquito aquí y allá con algo de noticias (risas). Esa es la estructura natural de los medios comerciales.

Por: http://www.cronicon.net