Dilma Rousseff OficialBrasilia, 29 nov (PL) La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, demandó la unidad del Partido de los Trabajadores (PT) y aliados para enfrentar futuras adversidades e impulsar las acciones necesarias sin ruptura y sin choques en un segundo mandato.

Al intervenir en la primera reunión de la cúpula nacional del PT, en la ciudad de Fortaleza, tras los comicios de octubre pasado, Roussef destacó anoche la importancia de mantener el protagonismo para gobernar el país y continuar por la senda del crecimiento económico con inclusión social.

Tenemos que aceptar los cambios en el equipo económico, en la coyuntura actual y se requieren mudanzas para avanzar y crecer, subrayó al considerar estas iniciativas como indispensables para mantener la gobernabilidad.

Al referirse al nombramiento el jueves último del nuevo ministro de Hacienda, Joaquim Levy, que generó malestar entre la dirigencia de esa agrupación, garantizó que la conducción ortodoxa de la economía no afectará la esencia de su programa de gobierno.

“Una cosa debe quedar clara y nadie debe engañarse sobre esto; fui electa por fuerzas progresistas, no para cualquier proceso equivocado, sino para continuar transformando a Brasil”, aseveró.

Acompañada del líder nacional del PT, Rui Falcao; el gobernador electo de Ceará, Camilo Santana, y el ministro de Relaciones Institucionales, Ricardo Berzoini, la mandataria alertó sobre las pretensiones golpistas de sectores de la oposición, tras sufrir una nueva derrota en los pasados comicios.

“Ellos no nos perdonan por estar tanto tiempo fuera del poder”, manifestó al recordar que los golpistas siempre existieron en Brasil, pero se necesita enfrentarlos con serenidad y no caer en sus provocaciones.

Vamos a luchar con tranquilidad y ecuanimidad porque tenemos cuatro años más para gobernar mejor, enfatizó.

La jefa de Estado aprovechó asimismo la ocasión para agradecer el respaldo en las elecciones de la militancia del PT, de las organizaciones aliadas y movimientos sociales que garantizaron su triunfo en las urnas.