El primer grupo de tripulantes venezolanos, que estaban retenidos en el Aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires, se subieron a un avión este jueves para volar hacia Bolivia, en donde harán una escala, para luego dirigirse a Venezuela. 

Este viaje fue posible gracias a que la Justicia de Argentina autorizara la salida de 12, de los 19 ocupantes con nacionalidad venezolana e iraní, del avión de la firma venezolana Emtrasur, que se encuentra retenido en Buenos Aires desde hace tres meses por violar presuntamente las leyes de control de exportaciones de EE.UU.