El vehículo de 2,8 toneladas flotó alrededor de 35 milímetros por encima de la carretera mientras estaba en marcha.

Este martes se llevó a cabo en China una evaluación de manejo de un automóvil de levitación magnética desarrollado por la Universidad del Suroeste de Jiaotong. El test tuvo lugar en un sitio de pruebas situado en una carretera de la provincia oriental china de Jiangsu, recogen este martes medios locales.

Al vehículo, que está basado en un diseño automotriz tradicional, se le colocó una matriz de imanes permanentes para guiar la levitación magnética. Asimismo, se instaló un riel conductor en la autopista para lograr que el auto se suspendiera en el aire. De acuerdo con los medios locales, la prueba fue un éxito, ya que el carro de 2,8 toneladas flotó aproximadamente 35 milímetros por encima de la carretera mientras estaba en marcha.

«Esperamos reducir el consumo de energía de los vehículos eléctricos y aumentar su autonomía mediante la aplicación de la tecnología líder de trenes de levitación magnética de nuestro país al transporte por carretera», señaló Deng Zigang, profesor de la Universidad del Suroeste de Jiaotong y líder del prototipo automotriz.

Ese mismo día, autoridades del Departamento de Transporte de la provincia de Jiangsu realizaron otra prueba, en la que se examinaron nuevas medidas de seguridad de las carreteras para la conducción en condiciones de alta velocidad.

Un total de ocho automóviles participaron en la evaluación, incluyendo cinco vehículos de nueva energía (NEV, por sus siglas en inglés), los cuales se desplazaron por un tramo de 7,9 kilómetros de la autopista de Jiangsu, a una velocidad máxima cercana a los 230 kilómetros por hora.