El embajador designado de Colombia en la República Bolivariana de Venezuela, Armando Benedetti, arribó este domingo a Caracas para presentar las cartas credenciales ante el Gobierno venezolano, en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales.

El funcionario neogranadino enfatizó que «las relaciones con Venezuela nunca han debido romperse. Somos hermanos y una línea imaginaria no nos puede separar, y mucho menos una política pública de Estado, como sucedió con el presidente Duque».

Insistió en la prioridad que dará a la regularización del comercio binacional, la gestión del presidente colombiano Gustavo Petro.

«Vamos a buscar una zona económica, extensiones de impuestos y una legislación que permita al Gobierno colombiano invertir en obras que impacten en el desarrollo de la región», enfatizó el diplomático.

El embajador Benedetti es comunicador social. Entre 1990 y 1991, formó parte de la redacción política e internacional del diario El Tiempo de Bogotá.

Para las elecciones de 2006, ingresó al Partido de la «U» o Partido de Unión por la Gente, siendo elegido Senador de la República.

En el Poder Legislativo, Benedetti avaló el proyecto que brinda seguridad social y derechos patrimoniales a las parejas de la comunidad LGBTIQ+.

Asimismo, participó en los debates sobre el tratamiento a las víctimas en el proceso de justicia y paz, en el marco del conflicto armado.

En el año 2010, resultó reelegido nuevamente como senador por la tolda política de la «U», para el período 2010-2014.

Benedetti ha sido compañero del presidente electo, Gustavo Petro, desde la comisión primera del Senado desde 2006 y tienen coincidencias ideológicas en temas como el Acuerdo de Paz.

El pasado 28 de julio, acompañó al canciller asignado por Petro, Álvaro Leyva, a un encuentro con el canciller venezolano, Carlos Faría, en la ciudad de San Cristóbal, estado Táchira.