La aerolínea, que suspendió los vuelos al país euroasiático a raíz de su operativo en Ucrania, tenía previsto reanudarlos a partir de octubre.

La aerolínea húngara de bajo coste Wizz Air suspendió sus planes de reanudar los vuelos desde la capital rusa, Moscú, a la capital de los Emiratos Árabes Unidos, Abu Dabi, tras recibir numerosas críticas en redes sociales.

En el comunicado de Wizz Air, citado por Reuters, la compañía informó sobre su decisión de aplazar la reanudación de los vuelos hasta nuevo aviso, refiriéndose únicamente a las «limitaciones de la cadena de suministro del sector» y sin mencionar la reacción de los cibernautas. Los usuarios habían llamado a boicotear la compañía, tachándola de un «patrocinador del terrorismo».

Anteriormente, la aerolínea que suspendió los vuelos a Rusia el pasado 27 de febrero, tenía previsto reanudarlos a partir de octubre. Respondiendo a las numerosas críticas en Twitter, Wizz Air argumentó que se trataba de una aerolínea nacional de los Emiratos Árabes Unidos «que opera de acuerdo con la normativa nacional del país». Asimismo, indicó que otras compañías aéreas locales realizan vuelos a Rusia.

Emiratos Árabes Unidos no ha impuesto sanciones a Moscú a raíz de su operación militar especial en Ucrania, afirmando que mantiene una posición neutral en el conflicto.