El líder norcoreano destacó que Seúl se equivoca si «cree que pueden neutralizar o destruir una parte de nuestro poder militar preventivamente».

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, amenazó este miércoles con aniquilar a las autoridades y los militares de Corea del Sur si realizan cualquier «intento peligroso» de agredir a su país, informa Yonhap, citando una publicación de la agencia estatal norcoreana.

«Si el régimen surcoreano y gánsteres militares piensan en tomarnos militarmente y creen que pueden neutralizar o destruir una parte de nuestro poder militar preventivamente, basándose en medios o métodos militares particulares, se equivocan», declaró.

Además, hizo hincapié en que su país está «totalmente preparado» para cualquier enfrentamiento militar con Estados Unidos. «El doble rasero de EE.UU., que etiqueta engañosamente todas nuestras acciones diarias como ‘provocaciones y amenazas’ mientras está celebrando ejercicios conjuntos a gran escala que amenazan seriamente nuestra seguridad nacional es literalmente como el comportamiento de un matón que empuja las relaciones de Corea del Norte y EE.UU. a un conflicto y a un punto que es irreversible», declaró.

Previamente esta semana, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Norte criticó a Washington y Seúl por «realizar continuamente varios ejercicios de guerra nominales», señalando que estos podrían conducir a un nuevo conflicto armado en la península coreana.

Durante su gira por Asia el pasado mes de mayo, el presidente de EE.UU., Joe Biden, acordó con su homólogo surcoreano, Yoon Suk-yeol, «expandir el alcance y la magnitud de los ejercicios militares combinados y el entrenamiento en la península de Corea». Los próximos simulacros conjuntos están previstos para el mes de agosto.

«Nadie puede predecir cuándo los simulacros militares que se están llevando a cabo con todo tipo de pretextos podrían derivar en una segunda guerra de Corea«, declaró la Cancillería norcoreana en un comunicado publicado este martes.