El mandatario mexicano advirtió que no cederá en la defensa del petróleo y de la industria eléctrica del país.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló el domingo que ni el patriotismo ni la soberanía se negocian, por lo que no dejará de defender al petróleo ni a la industria eléctrica local, luego de que EE.UU. solicitara la semana pasada una consulta relacionada con temas energéticos en el marco del acuerdo comercial suscrito por los dos países y Canadá, el T-MEC.

En un recorrido por la central hidroeléctrica El Cajón, en el estado de Nayarit, el mandatario recordó que en los gobiernos anteriores las presas eran subutilizadas porque las administraciones de entonces no deseaban que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) produjera energía, y se les daba preferencia a las compañías extranjeras. 

«Por eso es la llamada consulta del gobierno de Estados Unidos y Canadá y por eso no vamos nosotros a ceder, porque es un asunto de principios, tiene que ver con la soberanía. El patriotismo no se negocia, son principios irrenunciables, ni el petróleo, ni en la industria eléctrica, nada que tenga que ver con ceder nuestra soberanía, aunque les dé coraje. No tanto a los del Gobierno de Canadá o los del Gobierno de Estados Unidos, sino a los conservadores mexicanos», aseveró, citado por medios locales.

En esa línea, criticó la postura de los sectores conservadores mexicanos hacia la defensa de los intereses nacionales. «Como lo hicieron cuando fueron a buscar a [el expresdiente y militar Antonio López de] Santa Anna al exilio, cuando lo hicieron, cuando fueron a buscar a [el emperador mexicano] Maximiliano, siempre, siempre, actúan como traidores a la patria, más ahora que están muy molestos porque ya no se les permite robar», afirmó.

La semana pasada, la representante legal de la Casa Blanca para el T-MEC, Katherine Tai, informó que EE.UU. introdujo una solicitud para revisar si la política energética de México viola el acuerdo comercial norteamericano al beneficiar a empresas públicas como Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad. 

«Reiteradamente hemos expresado serias preocupaciones sobre una serie de cambios en las políticas energéticas de México y su consistencia con los compromisos de México dentro del T-MEC», señaló Tai.

Tras el anuncio de EE.UU., Canadá informó que también se sumaba al proceso de consulta sobre la política energética de México.