El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, dio instrucciones al comandante del grupo Vostok, el teniente general Rustam Murádov, sobre la destrucción prioritaria de las posiciones enemigas desde las que se producen bombardeos en Donbás, declaró el Ministerio de Defensa de Rusia.

«El general del Ejército Serguéi Shoigú, al constatar el fortalecimiento de las capacidades de ataque del grupo, instruyó al comandante para que diera prioridad a las armas de misiles y artillería de largo alcance del enemigo que se utilizan para bombardear las zonas residenciales de los asentamientos de Donbás e incendiar deliberadamente los campos de trigo, así como las instalaciones de almacenamiento de grano», precisó el Ministerio de Defensa.

Murádov informó al ministro de Defensa ruso sobre la situación actual y los avances en la ejecución de las tareas de combate para derrotar a las fuerzas enemigas en la zona de responsabilidad.

El 16 de julio el ministro de Defensa inspeccionó los grupos rusos Sur y Centro dirigidos por el general del Ejército Sergéi Surovikin y el coronel general Alexandr Lapin.

Rusia lanzó una operación militar en Ucrania el 24 de febrero para «proteger a las personas que han sido sometidas a abusos, al genocidio del régimen de Kiev durante ocho años». Según el presidente Vladímir Putin, su objetivo es «desmilitarizar y desnazificar a Ucrania» y llevar a juicio a todos los criminales de guerra responsables de «sangrientos crímenes contra la población civil» en Donbás.

Según un comunicado del Ministerio de Defensa ruso, las Fuerzas Armadas están golpeando únicamente la infraestructura militar y las tropas ucranianas y, a partir del 25 de marzo, han completado las principales tareas de la primera etapa: reducir significativamente el potencial de combate de Ucrania.

https://mundo.sputniknews.com