Previamente, el presidente de EE.UU., Joe Biden, afirmó que Washington no suministrará a Ucrania sistemas de cohetes que puedan alcanzar a Rusia.

El asesor del jefe de la Oficina Presidencial de Ucrania, Alexéi Arestóvich, ha afirmado que Kiev «montará una rabieta ejemplar» en el caso de que Washington no le proporcione a su país sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple (MLRS), cuyo alcance generalmente se extiende de 30 a 80 kilómetros, aunque los proyectiles más avanzados pueden llegar a más de 160 kilómetros.

De acuerdo con el funcionario, la Administración de Joe Biden tomará su decisión «en un futuro próximo» y las autoridades ucranianas «entenderán si se suministrarán o no». «Si no nos los dan, montaremos una rabieta ejemplar»prometió.

Arestóvich comentó las declaraciones del presidente de EE.UU. en las que Biden afirmó que Washington no suministrará a Ucrania sistemas de cohetes que puedan alcanzar a Rusia. Las palabras del jefe de la Casa Blanca tuvieron lugar después de que se informara de que su Administración estaba preparando el envío de sistemas avanzados de cohetes de largo alcance a Kiev para su lucha contra Moscú.

«Pero con los de 70 kilómetros de alcance ya tendremos suficiente», aseguró el jefe de la Oficina Presidencial de Ucrania.

Funcionarios del Gobierno ucraniano han pedido a Washington durante meses que se les suministre sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple. Sin embargo, hasta el momento Biden se contiene por temor a que el arma pueda usarse para realizar ataques contra el territorio de Rusia, lo que podría ser visto desde Moscú como una confrontación directa.

Ucrania ya está recibiendo otros sistemas de cohetes de lanzamiento múltiples más antiguos y en general un enorme volumen de armas sin precedentes, según los expertos. En perspectiva, el último paquete estadounidense de asistencia a Ucrania es de 40.000 millones de dólares, de los cuales casi el 60 % será destinado a defensa.