Francia Márquez tuvo que ser resguardada por su esquema de seguridad para luego ser retirada de la tarima en plena intervención durante su acto de cierre de campaña.

Un estudiante de 18 años confesó el lunes haber apuntado con un láser a la candidata a la vicepresidencia de Colombia por la coalición Pacto Histórico, Francia Márquez, durante su acto de cierre de campaña el pasado sábado en el Parque de los Periodistas de Bogotá, informó la Fiscalía General.

El joven se presentó ante el ente investigador voluntariamente con su abogado defensor. En sus declaraciones, aseguró que compró el láser por Internet para su uso personal y, según admitió, no midió las consecuencias de su acto.

Según comentó el abogado Iván Cancino a Semana, el hecho de apuntar a alguien con un láser «no es una conducta delictiva, ni siquiera policial», pero reconoció que en una campaña donde se han denunciado amenazas a la candidata», Márquez tuvo «todo el derecho a sentirse en peligro y denunciarlo».

Al momento del hecho, la líder social afrodescendiente tuvo que ser resguardada por su esquema de seguridad luego de que un láser de color verde fuera apuntado a su rostro desde un edificio aledaño. Si bien Márquez no interrumpió su discurso, momentos después, agentes de la Policía Nacional y miembros de la Unidad Nacional de Protección decidieron retirarla de la tarima.

«Este tipo de acciones son intimidatorias y muy graves, mucho más cuando Francia Márquez y Gustavo Petro encabezan las encuestas a ocho días de las elecciones presidenciales en Colombia», denunció entonces la oficina de prensa de la candidata.

Después de lo ocurrido, la Fiscalía inició una investigación para encontrar al responsable. Por su parte, la Policía Nacional declaró que la vida de Márquez «no estuvo en riesgo en ningún momento» y que se activaron «inmediatamente» los protocolos de seguridad «para garantizar la integridad de la candidata». Asimismo, afirmó que este tipo de dispositivos «se han usado en distintos lugares del mundo y en varios escenarios, incluso deportivos, como también ha ocurrido en Colombia».

La candidata, por su parte, cuestionó las declaraciones de la Policía y se preguntó: «¿Si no tenía ningún riesgo, por qué los policías me bajaron de la tarima?»

Paralelamente, el candidato a la presidencia por el Pacto Histórico, Gustavo Petro, catalogó el hecho como «una amenaza pública».