Por: Fabio Alonso Vergel Serna – economista.
fabiovergel@gmail.com
Mis asesores periodísticos Wicho Y Moncho, me dicen que se encuentran en un atolladero y están confundidos; no saben qué cambio utilizar, reversa o neutro y me dicen que los ayude a salir de dicha situación. Yo les sugiero el CAMBIO EN PRIMERA.

Consigna que debemos ejecutar la mayoría de colombianos que queremos El CAMBIO POR LA VIDA, propuesta del PACTO HISTÓRICO y no más de lo mismo como lo propone Duque2.0 a escasos días de la primera vuelta presidencial.
Moncho pregunta si Colombia está preparada para un gobierno Progresista como el que propone Gustavo Petro Urrego?
La respuesta Sí.
NI EN NEUTRO NI
EN REVERSA.
PARA SALIR DEL ATOLLADERO EL CAMBIO EN PRIMERA.

Las Razones:
La fortaleza institucional de Colombia, contenida en la Constitución de 1991.
Una rama judicial autónoma e independiente, incluyendo una Corte Constitucional que se ha erigido como guardiana del orden constitucional y de la defensa de los derechos de los ciudadanos.
Un Congreso que sabrá hacer un adecuado control político, dada su nueva y heterogénea composición —lo cual obligará al gobierno a negociar sus iniciativas.

Unos medios de comunicación que seguramente recuperarán su independencia y su función de veedores del poder— luego de esa connivencia dañina de algunos de ellos con el poder.
Una descentralización regional que distribuye el poder y es un contrapeso adicional para evitar abusos desde el Ejecutivo, otro de los temores que se tiene con gobiernos de izquierda, como sucede con Venezuela y Nicaragua.

Colombia históricamente nunca ha sido gobernada por la izquierda, los pocos gobiernos progresistas se cuentan con los dedos de la mano y son del mismo establecimiento político, lo cual ha producido una frustración, no solo por la insuficiencia de las políticas de esos gobiernos para enfrentar los problemas sociales. Las cifras sobre pobreza y desigualdad siguen siendo alarmantes, creando también la sensación creciente de exclusión de la mayoría de los beneficios del modelo imperante, sentimiento que ha estado en el fondo de las protestas sociales y seguirá ahondándose.

Colombia se está ahogando en CORRUPCIÓN (EDITORIAL- EL ESPECTADOR “¿Les giraron dinero de subsidios a fallecidos? Muchos que VAN EN REVERSA NO QUIEREN ENTENDER LA URGENCIA DEL CAMBIO EN PRIMERA.

ES LA ECONOMÍA, ESTÚPIDO. El DANE anunció que 1.4 millones de personas salieron de la pobreza monetaria en 2021, con lo que el índice baja levemente 3.2 puntos porcentuales (pp) de 42.5 a 39.3.Lo mismo ocurrió con la pobreza monetaria extrema que paso de 15,1% a 12.2%.
Igualmente, recibimos por la entidad de las estadísticas la noticia de que el índice de pobreza Multidimensional bajaba al 16.6%.Desempleo del 12.1%.

“Mercar está carísimo” y “ya el salario mínimo no alcanza para nada” son algunas de las expresiones más frecuentes entre los colombianos para ilustrar la disparada de la inflación. Que en abril, en su variación anual, fue de 9,23 %, pero que entre los más pobres ya supera el 11 %, por el fuerte aumento en el precio de los alimentos de la canasta básica.

Este comportamiento, en términos porcentuales, evidencia que el costo de vida entre las personas con menos ingresos ya superó el aumento del salario mínimo de 2022 en Colombia, que fue de 10,07 %, y el cual es de 1 millón de pesos.
FUENTE: El Espectador – portafolio.