Karol Galek, viceministro de Economía de Eslovaquia y encargado de la política energética, considera que el boicot al crudo ruso será perjudicial no solo para su país, sino para Austria, República Checa y la misma Ucrania.

La prohibición de importar petróleo ruso, propuesta por la Unión Europea, haría sufrir la economía europea, declaró Karol Galek, viceministro de Economía de Eslovaquia y encargado de la política energética, durante una entrevista con Politico publicada este miércoles.

De acuerdo con sus palabras, la medida provocaría daños al suministro de energía a Eslovaquia, Austria, República Checa y Ucrania. «Esto destruirá nuestra economía europea«, sostuvo.

En el marco de la conversación, Galek se refirió a la propuesta de la Comisión Europea para darles a Eslovaquia y Hungría un año, durante el cual tendrían que adaptarse al embargo, y afirmó que ese período no es suficiente. «Desafortunadamente, esto no es suficiente. […] Esperemos al menos tres años», dijo.

La prohibición de importar petróleo ruso, propuesta por la Unión Europea, haría sufrir la economía europea, declaró Karol Galek, viceministro de Economía de Eslovaquia y encargado de la política energética, durante una entrevista con Politico publicada este miércoles.

De acuerdo con sus palabras, la medida provocaría daños al suministro de energía a Eslovaquia, Austria, República Checa y Ucrania. «Esto destruirá nuestra economía europea«, sostuvo.

En el marco de la conversación, Galek se refirió a la propuesta de la Comisión Europea para darles a Eslovaquia y Hungría un año, durante el cual tendrían que adaptarse al embargo, y afirmó que ese período no es suficiente. «Desafortunadamente, esto no es suficiente. […] Esperemos al menos tres años», dijo.