Kiev, 27 mar (Prensa Latina) El jefe de la autoproclamada República Popular de Lugansk, Leonid Pásechnik, señaló hoy que existe la posibilidad de convocar a un referendo sobre la adhesión a Rusia en un futuro próximo.

“Creo que en un futuro cercano se llevará a cabo un referendo en el territorio de la República, en el que el pueblo ejercerá su derecho constitucional absoluto y expresará su opinión sobre la adhesión a la Federación de Rusia”, dijo el funcionario en encuentro con la prensa extranjera.

Sobre el tema, el jefe del Comité de Leyes Constitucionales del Consejo de la Federación de Rusia (Cámara Alta del parlamento), Andréi Klishas, manifestó que tanto la República Popular de Lugansk (RPL), como la de Donetsk (RPD), tienen derecho a convocar tales plebiscitos.

En declaraciones a la agencia de noticias Sputnik, el senador ruso recordó que Moscú reconoció la soberanía de ambos territorios, por lo que sus órganos del poder tienen derecho a adoptar las decisiones que quieran de conformidad con sus respectivas constituciones.

Luego de su intento separatista del gobierno de Kiev en 2014, las autoproclamadas repúblicas asumieron los límites administrativos de las respectivas regiones de Ucrania, aunque ejercieron control real en un tercio del territorio de Donbass en los últimos ochos años.

La situación en la línea de contacto en Donbass se agravó a partir del el 17 de febrero, cuando la región sufrió los bombardeos más intensos de los últimos meses con el uso de artillería pesada, prohibida por los acuerdos de Minsk y por la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Rusia inició el pasado 24 de febrero una operación militar en Ucrania, luego que las autoridades de Donetsk y Lugansk le solicitaran ayuda para repeler el aumento de la agresión de Kiev.

Tres días antes, el país las reconoció con Estados soberanos dentro de las fronteras proclamadas en 2014 y firmó tratados de amistad, cooperación y asistencia mutua con sus líderes, los cuales incluyeron el establecimiento de relaciones diplomáticas y un acuerdo de ayuda militar.

En su discurso para informar sobre el inicio del operativo, el presidente ruso, Vladimir Putin, afirmó que su objetivo es proteger a la población de Donbass de los abusos y el genocidio de Kiev durante los últimos ocho años, además de “desmilitarizar” y “desnazificar” Ucrania.

Este viernes, el Estado Mayor General de Rusia aseguró que el cumplimiento de los principales objetivos de la primera fase de la operación militar en Ucrania, permite a Moscú priorizar la liberación de Donbass, donde ya están bajo control de sus milicias locales 276 asentamientos.

rgh/mml