El 30 de enero de 2022, al correo electrónico nuevamente llego otra amenaza de muerte contra trabajadores que prestan sus servicios por medio de la empresa fachada Compañía de Servicios Comerciales S.A.S. Atencom S.A.S., de propiedad de Fomento Mexicano S.A. Coca Cola Femsa en Colombia, y por el mismo medio y contra los mismos trabajadores, el día 17 de septiembre de 2021 llego otra amenaza de muerte.

Las amenazas de muerte son una de las tantas practicas sociales genocidas que durante muchos años se vienen aplicando contra los trabajadores al servicio de Coca Cola en Colombia afiliados a Sinaltrainal, precisamente al mismo tiempo que los testaferros de Coca Cola se niegan a solucionar los pliegos de peticiones presentados por Sinaltrainal a las empresas Compañía de Servicios Comerciales S.A.S. Atencom S.A.S., FL Colombia S.A.S. y nos encontramos próximos a presentar el pliego de peticiones a la empresa Industria Nacional de Gaseosas S.A. de propiedad del Grupo Fomento Económico Mexicano S.A. COCA COLA FEMSA.

Los trabajadores afiliados a Sinaltrainal en Colombia que laboramos para empresas del Grupo Fomento Económico Mexicano S.A. COCA COLA FEMSA., en este momento somos victimas de una violenta persecución de la patronal que ha presentado ante los jueces mas de cuarenta demandas para que autoricen levantar el fuero sindical para despedir a dirigentes de Sinaltrainal, entre ellos a Javier Correa Secretario General de Sinaltrainal, Jimmy Fontecha integrante de la Comisión de Reclamos de Sinaltrainal en la empresa Coca Cola en Bucaramanga, Miguel Angel Ortega a quien en primera instancia, el Juez Decimo Laboral de Bogotá no autorizó a la empresa Compañía de Servicios Comerciales S.A.S. Atencom S.A.S de propiedad de Coca Cola Femsa el despido, simultáneamente los testaferros de Coca Cola están solicitando a los jueces que ilegalicen las afiliaciones de trabajadores a Sinaltrainal y solicitan cancelar la personería jurídica de Sinaltrainal, igualmente la patronal Coca Cola tiene denunciado penalmente a integrantes de Sinaltrainal como es el caso de Javier Correa que el día 11 de febrero de 2022, estuvo en diligencia de arraigo en la Fiscalía General de la Nació y será llevado a juicio penal por denuncia presentada por la funcionaria de Coca Cola Liliana Bohórquez acusándolo de haber denunciado públicamente en una emisora radial el 11 de agosto de 2017 que han sido asesinados trabajadores al servicio de Coca Cola, que hemos sido victimas de persecución, seguimientos ilegales o espionaje como lo hicieron desde el extinto Departamento Administrativo “DAS” y asesinato de trabajadores de Coca Cola afiliados a Sinaltrainal.

En medio de esta genocida campaña de terror, los testaferros de Coca Cola sacan a trabajadores afiliados a Sinaltrainal de sus puestos de trabajo, llama a descargos y les suspende el contrato de trabajo fabricando sucios montajes, persigue a trabajadores dirigentes de Sinaltrainal que tienen restricciones de salud como es el caso de Nelson Pérez presidente de Sinaltrainal Bucaramanga y Jimmy Fontecha integrante de la Comisión de Reclamos de Sinaltrainal en Bucaramanga a quienes no deja laborar y ha solicitado al Ministerio del Trabajo autorización para despedirlos y acosa a trabajadores para que acepten acuerdos económicos a cambio de renunciar a sus contratos de trabajo.

Once trabajadores al servicio de Coca Cola afiliados a Sinaltrainal han sido asesinados, otros han sido victimas de atentados y amenazados de muerte y funcionarios de Coca Cola se reunieron con jefes paramilitares Carlos Castaño y Ramón Isaza, Julián Villarraga jefe de seguridad de Coca Cola Femsa fue detenido y vinculado al proceso de estar haciendo espionaje ilegal, paramilitares que ingresaron a una embotelladora de Coca Cola obligaron a trabajadores a renunciar a Sinaltrainal para no ser asesinados, incendiaron la sede sindical de Sinaltrainal.

Trabajadores al servicio de Coca Cola afiliados a Sinaltrainal Clamamos verdad, justicia y reparación para mitigar el daño que nos han causado y garantías para que este genocidio no se repita.

Ni perdón no olvido, castigo para los responsables

No consumo productos de empresa socialmente irresponsables