Félix Carrillo Hinojosa

El pueblo Chileno en un alto porcentaje celebra la victoria del joven líder Gabriel Boric Font quien con un más del 50% alcanzó la presidencia.
Esa lucha de los jóvenes, logró construir una agenda aterrizada y creíble, que plantea una vigoroza transformación de esa Nación. Con una diferencia alrededor de doce puntos, el izquierdista candidato se impuso al derechista radical José Antonio Kast.

El once de marzo asumirá con tan solo 36 años, producto de una generación política que se tomó las calle de Chile y se hicieron sentir en su descontento, el cual mantuvieron y lo reeditaron en las urnas.
Dentro de sus programas, está el aumento de los impuestos a quienes sean ricos y a las empresas que más produzcan, cerrar y dar paso a un nuevo sistema de pensiones y transformar todo lo atinente a la salud.

Con un nuevo Congreso, un joven presidente y de cara a una nueva Constitución, el país austral enfrenta grandes retos, que no son menos a los que debe sortear Colombia, agobiada por la corrupción, desaparecidos, asesinatos, incumplimientos de los acuerdos, una inflación galopante, costo del dólar que vuelve menos importante al peso colombiano, desempleo, desorden agrario, económico, delincuencia en su mayor proporción, con un solo candidato que ha venido denunciando desde hace muchos años, la manera como la politiquería corrupta se apoderó de los recursos económicos en detrimento de las clases sociales menos favorecidas.
Es @gustavopetrourrego quien le ha puesto el pecho a la brisa peligrosa de lo preestablecido, para alertar a la ciudadanía, que Colombia está en manos de una clase mafiosa que pervirtió que todas las instituciones, tanto en lo público como privado, y contribuyó para poner al pueblo en extrema pobreza y sin quien lo defienda.

Le corresponde a los candidatos internacionales, nacionales y regionales para el Senado y Cámara, buscar los votos y no esperar que sea la figura del Precandidato, quien por ley de arrastre incida en ello.
La mayoría de los candidatos están dormidos en los laureles, esperando que opere el milagro, en donde la magia que ejerce el hombre del cambio, se haga evidente.
El único que tiene voto de opinión es @gustavopetrourrego, los demás, tienen que despertar y trabajar en busca del voto, que los haga triunfadores en donde se encuentren inscritos. Sin embargo, el hombre de la esperanza para un mejor País, busca los votos, en medio de la opinadera sin sentido, aún dentro de los mismos partidos progresistas y alternativas, que critican por todo y poco se ve una unidad en la diversidad.
Gustavo Petro Urrego sabe, que va a recibir un país resquebrajado en lo social, económico y político, para ello es urgente, construir con sus equipos de economía y demás, una macro agenda para resolver los problemas existentes.

Sin maldad, poco creo en esos cantos triunfadores del actual gobierno. No me convence la Registraduría, el Dane y ese disfrazado salario mínimo y la soterrada mirada de los gremios e industriales.
Le creo a él, cuando plantea que quiere hacer un buen gobierno en cuatro años, sin engolosinarse en reelección, azotados por el maldito ego que tiene todo ser y que acaba las ilusiones de saber gobernar con equidad y grandes logros de humanidad.
Su gobierno debe cerrarle la puerta a los aduladores sacamicas, para no terminar como le pasó a @AlvaroUribeVel quien se creyó el cuento de aquellos que le decían, «Presidente eterno, Dios, Mesías, Rey, Emperador, sin serlo».

Hay que lograr un equilibrio entre los partidos, para evitar una cacería de brujas como en anteriores gobiernos, gobernar sin pasión de manera cerebral. Reducir lo que se tiene que hacer, extender lo que corresponda, sin persecución ni adulación.
La cultura, el deporte, el campesinado, las pequeñas y medianas empresas, el habitante de calle, los desempleados, las prostitutas, los LGBTI, el estudiante, el militar y policía que fue útil en sus funciones, en fin, el joven, mujer y hombre de este país, espera mucho de @gustavopetrourrego

Si bien todo eso es cierto, no lo es menos, que para lograr una transformación social del pueblo colombiano, todas esas fuerzas tienen que comprometerse como lo hizo el pueblo chileno, de lo contrario, terminarán quejandose al mono de la pila, porque no hay otro día distinto al 13 de marzo, cuando deben votar por lo menos, diez millones apoyando al gran #PactoHistoricoy el 29 de mayo hasta reventar las urnas con sus votos rebeldes, por @gustavopetrourrego a la presidencia»-Fercahino
#desdemiraya

Félix Carrillo Hinojosa