Bogotá, 29 nov (Prensa Latina) El semanario Voz, órgano informativo del Partido Comunista Colombiano, finalizó hoy su 35 Festival (FestiVoz), con la presencia de cientos de jóvenes y adolescente quienes reafirmaron su compromiso con la paz y la lucha revolucionaria.

Los predios del Instituto Nacional de Educación Media de Kennedy, el colegio urbano más grande de Bogotá, se llenaron también con destacadas personalidades como políticos, escritores, dirigentes sociales, senadores, entre otros, que quisieron compartir esta festividad del periódico de izquierda que se extendió hasta la madrugada de este lunes.

En entrevista con Prensa Latina, la directora de Voz, Claudia Flórez, explicó que este festival se realiza cada año, pero la pandemia de la Covid-19, impidió celebrarlo en 2019 y 2020, y ahora después de dos años «quisimos reencontrarnos porque es necesario pues hay un momento político en Colombia que lo pide».

Uno de los objetivos es que el semanario abra las puertas de una plataforma para fortalecer la unidad en el país y nuestro objetivo, al igual de los del Pacto Histórico y los sectores democráticos es lograr un cambio a favor de la mayoría del pueblo, afirmó.

«Tenemos 64 años de existencia, no ha sido fácil asumir un periodismo revolucionario, un periodismo que logre visibilizar lo que está pasando en el territorio nacional que haga las denuncias, pero que también muestre las apuestas de alternativa al actual sistema», subrayó.

Aseguró a Prensa Latina que no ha sido fácil ante las amenazas a lo largo de la historia del periódico y los intentos para lesionar la vida y el desarrollo del semanario.

Pero, aun así, el apoyo del Partido Comunista Colombiano y los sectores progresistas han hecho hoy posible que sigamos vigentes como instrumento del pueblo para poder decir qué está pasando en el país y hacer posible que las voces que están pensando en una Colombia diferente se puedan plasmar en sus páginas, explicó.

Otro de los objetivos de esta edición de FestiVoz fue la celebración del quinto aniversario del Acuerdo de Paz firmado en 2016 entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo y el gobierno de Juan Manuel Santos en representación del Estado, añadió.

«Es un acuerdo que da la posibilidad de abrir el país, cerrar las brechas y que debemos defender y que hoy exigimos al gobierno su cumplimiento de manera integral», subrayó Flórez quien es la primera mujer directora de este medio de prensa.

Aseguró que asumir la dirección de Voz es un honor al tiempo que destacó la trayectoria de sus antecesores «quienes han sido un ejemplo muy importante».

Resaltó el papel de Manuel Cepeda, Álvaro Oviedo, y de Carlos Lozano Guillén, quienes enfrentaron unas condiciones muy difíciles en la dirección de este periódico que está vigente.

«Ser mujer me obliga con toda la alegría, con todo el convencimiento, a vincular también ese enfoque de género que es necesario para visibilizar esas plumas femeninas que existen y que ya no necesitan buscar seudónimos para expresar su pensamiento», enfatizó.

Señaló que en el semanario están abiertas todas las puertas para llenar sus 20 páginas de contenido y pensamiento femenino.

Voz, Órgano Central del Partido Comunista Colombiano, fue fundado en 1957 y circuló con el nombre Voz de la Democracia bajo la dirección de Manuel Cepeda Vargas.

En 1964, fue cerrado por orden del presidente conservador Guillermo León Valencia y fue reabierto meses después como Voz Proletaria, años más tarde cambió su nombre a Voz.

Más tarde, en 1994 Cepeda Vargas dejó el cargo de director a Carlos Lozano Guillén para ocupar un puesto en el Congreso de la República en representación de la Unión Patriótica, pero tiempo después Cepeda fue asesinado por grupos paramilitares en el contexto de un proceso de exterminio sistemático contra los integrantes de esa fuerza política.

Tanto el periódico como sus trabajadores han sido víctimas de persecución y amenazas por grupos radicales de extrema derecha, han sobrevivido a dos atentados con explosivos en sus instalaciones en Bogotá y dos de sus periodistas fueron asesinados.

rgh/otf