Las primeras 30 toneladas de ayuda humanitaria enviadas por el Gobierno venezolano comprenden agua potable, medicinas y alimentos.

El Gobierno de Venezuela abrió un puente humanitario hacia Puerto Príncipe con el envío de un primer avión con 30 toneladas de ayuda para Haití tras el terremoto de 7.2 ocurrido el pasado sábado que ha dejado por el momento 1.297 fallecidos y más de 2.800 heridos.

Se trata de la aeronave Simón Bolívar, perteneciente a la aerolínea estatal Conviasa y la cual porta 30 toneladas de agua potable, alimentos y medicamentos hacia la nación caribeña, como respuesta inmediata ante el desastre y a tono con las directrices del presidente venezolano Nicolás Maduro.

La ministra del Interior venezolana, Carmen Meléndez, indicó que se maneja la posibilidad de enviar otros vuelos con insumos, así como un barco con equipos especializados y grupos médicos de rescate, para lo cual están a la espera de todos los protocolos de autorización pertinente.

“Tenemos todas las capacidades creadas, y la fuerza de tareas activadas para continuar brindando nuestra ayuda al hermano pueblo haitiano, pero este era un primer paso urgente y necesario”, expresó Meléndez.

Con anterioridad, el presidente Nicolás Maduro había expresado su solidaridad con el pueblo haitiano, “vamos a apoyar con todo lo que sabemos hacer en Protección Civil y con todo lo que podamos. Hagamos las coordinaciones a todos los niveles”, acotó.

Por su parte la Cancillería venezolana expresó a través de un comunicado “el profundo pesar” por el desastre natural y las pérdidas registradas.

“La República Bolivariana de Venezuela se pone a disposición del pueblo haitiano para brindar la asistencia humanitaria necesaria, que contribuya a la superación de este lamentable y penoso acontecimiento”, destacó el documento.