Daniel Jadue y Joaquín Lavín son los favoritos de sus coaliciones para obtener las candidaturas.

Los pactos Chile Vamos (derecha) y Apruebo Dignidad (izquierda) realizarán el próximo domingo las decisivas elecciones primarias en las que elegirán a dos de los principales candidatos presidenciales que el 21 de noviembre buscarán ganar los comicios generales para suceder a Sebastián Piñera al frente del Gobierno.

En la conservadora alianza oficialista, de la que saldrá el candidato que apoyará Piñera, hay cuatro aspirantes: Joaquín Lavín (Unión Demócrata Independiente), Ignacio Briones (Evolución Política), Sebastián Sichel (Independiente) y Mario Desbordes (Renovación Nacional).

Por parte de la izquierda, en cambio, solo compiten dos políticos: Gabriel Boric Font (Convergencia Social) y Daniel Jadue (Partido Comunista), quienes en las últimas semanas de campaña recrudecieron las críticas mutuas.

Los dos dirigentes que ganen estas internas se sumarán a la lista de precandidatos presidenciales que ya integran José Antonio Kast (Partido Republicano), Eduardo Artes (Unión Patriótica), Carlos Maldonado (Partido Radical) y Paula Narváez (Partido Socialista, exministra del Gobierno de Michelle Bachelet,), quienes se postularon con sus propias fuerzas políticas y, por lo tanto, no tuvieron que realizar primarias.

La presidenta del Senado y exministra de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, Yasna Provoste, registra competitivos niveles de intención de voto, aunque todavía no confirma si será o no candidata.

Escenarios

De acuerdo con las encuestas, entre ellas las realizadas por la consultora Criteria y el estudio Data Influyeen Chile Vamos el político con mayor intención de voto es Lavín, alcalde de Las Condes, una de las comunas de mayor poder adquisitivo de Santiago, quien además fue ministro en las carteras de Educación, Planificación y Desarrollo Social durante el primer Gobierno de Piñera (2010-2014).

Esta es su segundo intento de ganar la presidencia, ya que en 1999 contendió contra Ricardo Lagos, ante quien perdió en segunda vuelta por una escasa diferencia de menos de 200.000 votos.

Joaquín Lavín asume el cargo de ministro de Planificación durante el primer mandato de Piñera, 18 de julio de 2011Victor Ruiz Caballero / Reuters

Sin embargo, le sigue de cerca en las preferencias Sichel, el expresidente del Banco de Chile y exministro de Desarrollo Social y Familia con Piñera, que buscará dar la sorpresa en las internas en las que, según Criteria, ambos superan una intención de voto del 30 %, mientras que los otros dos precandidatos no alcanzan el 10 %.

Por el contrario, en la lista Apruebo Dignidad las tendencias son contundentes en favor de Jadue, un dirigente de 53 años, arquitecto y sociólogo nieto de migrantes palestinos que desde muy joven militó en las organizaciones chilenas por la liberación de ese pueblo. En 1993 se incorporó al Partido Comunista que en Chile, a diferencia de la mayoría de los países de América Latina, sigue vigente y con gran peso electoral, ya que sus integrantes ganan elecciones locales, diputaciones, senadurías y múltiples cargos de elección popular.

Así, la “amenaza” del comunismo que suelen usar en otros países en campañas del miedo en contra de candidatos progresistas, en Chile no tiene tanto impacto gracias a que el PC es un partido con una sólida trayectoria e incluso con simpatías crecientes, como lo demostraron las elecciones de este año en las que el propio Jadue ganó por tercera vez consecutiva la alcaldía de Recoleta.

De acuerdo con Criteria, Jadue ganará las primarias con el 56 % de los votos, muy por encima de los 22 que le vaticina a Boric, el diputado de 35 años que ya se convirtió en una de las figuras renovadoras de la clase política chilena. Las previsiones de Data Influye no son tan radicales, ya que anticipan una diferencia mucho menor, de 32 % y 27 %, respectivamente.

Si se miden como candidatos presidenciales confirmados, la encuesta más reciente de la consultora Cadem coloca a Jadue y Lavín como los aspirantes que tienen mayor intención de voto para las generales del 21 de noviembre (14 % y 13,3 %), mientras que Sichel y Provoste cuentan con un 9 % y Jiles, Boric y Kast, con 6 %.

Pero el panorama se terminará de aclarar luego de los resultados del domingo, en los que están convocados a votar en las internas los afiliados de cada partido y los ciudadanos sin militancia política orgánica.

Cecilia González