Brasilia, 17 sep (Prensa Latina) El Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil repudió hoy la visita del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, prevista para mañana a la ciudad de Boa Vista, en el norteño estado de Roraima, fronterizo con Venezuela.

Firmada por su presidenta, Gleisi Hoffmann, el PT indica en una nota su profunda preocupación por la llegada del jefe de la diplomacia estadounidense a esa zona, donde tendrá un encuentro con inmigrantes venezolanos.

La administración del mandatario ultraderechista Jair Bolsonaro ‘demuestra una vez más su sumisión a los dictámenes del gobierno de Donald Trump, colocándose siempre abierto a seguir sus órdenes y recibir a sus representantes en nuestro territorio, en un proceso continuo de agravio a nuestra soberanía’, denuncia la organización política.

Asegura que Pompeo aprovechará la visita para respaldar a una población que, ‘según el Gobierno de Estados Unidos, huye de un supuesto régimen ilegítimo de Nicolás Maduro’.

Sin embargo, refiere el PT, las imputaciones contra Maduro son completamente infundadas y no es posible acusar a un gobierno elegido en un proceso democrático y legal.

‘Ilegítima es la constante interferencia de Estados Unidos en los asuntos soberanos de otros países’, remarca el texto.

Apunta que resulta extraño que este viaje de Pompeyo incluya también a otras naciones como Surinam, Guyana y Colombia, esta última como Brasil, aliadas de Washington en su hostilidad hacia Venezuela.

‘El PT no se quedará callado ante este ataque a nuestro país y seguirá el camino que siempre ha seguido en su defensa, su total independencia en las relaciones internacionales y la aplicación de una política soberana para toda América del Sur’, subraya la comunicación rubricada también por el secretario de Relaciones Internacionales del partido, Romênio Pereira.

Al respecto, el excanciller brasileño Celso Amorin manifestó además que la presencia de Pompeo en territorio nacional es obviamente una provocación contra Caracas.

Esta resulta la única explicación para la visita del secretario norteamericano de Estado a Boa Vista, que es la puerta de entrada al país vecino, alertó.

agp/ocs/cvl