“Rusia rechaza injerencia en los asuntos de Bielorrusia”, declaró el Jefe de Estado ruso, Vladímir Putin, al reunirse con el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, encuentro en el que reafirmaron los compromisos de Moscú con Minsk, como parte de los acuerdos vigentes.

Putin aseveró que Rusia es el mayor inversor en Bielorrusia y comunicó que ambas naciones acordaron un préstamo para Minsk, por 1.500 millones de dólares.

Por su parte, el presidente Lukashenko días atrás también denunció la injerencia externa y la participación directa de naciones como Lituania y Polonia en la organización y orientación de los participantes en las demostraciones que ahora incluyen paros laborales y la formación de un órgano paralelo de gobierno.

De igual forma, el Mandatario de Bielorrusia agradeció el respaldo de Rusia en la crisis postelectoral de su país.
/JB